Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo
(TODOEXITO.NET) Salud Pública advierte habrá sanción si hubo mal manejo en caso de fallecimiento por rabia. somos Grup.Martmarg


SANTO DOMINGO. El incremento de 192 muertes en niños que no alcanzan el primer mes de nacidos en este trimestre con respecto a igual período el año pasado, confirma que la mortalidad infantil se mantiene elevada en el país.
Las estadísticas que refleja el boletín semanal de la Dirección General de Epidemiología (DIGEPI), del Ministerio de Salud Pública indican que 793 bebés fallecieron en el primer trimestre de este año, mientras que en igual período del 2017 la cifra fue de 601 muertes, lo que refleja un incremento de un 31.9%.
En el caso de la maternidad San Lorenzo de Los Mina, de 796 nacimientos registrados al 31 del pasado mes de marzo, un 22% falleció antes de cumplir los 28 días de nacimiento.
Hace más de 12 años que las autoridades del Ministerio de Salud Pública anuncian la puesta en función de programas dirigidos a reducir la mortalidad infantil y la materna, sin éxitos destacables hasta la fecha.
Siempre salen a relucir como principales causas de los decesos los embarazos en adolescentes, ausencia de chequeos prenatales y cientos de partos de haitianas que asisten a los hospitales ya en labores de parto o que son traídas directamente desde Haití.
El director de la maternidad de Los Mina, Paulino Díaz Ozoria, informó que de los nacimientos que allí se registran en el primer trimestre, 22.8% son hijos de madres extranjeras haitianas y el 26.3% de adolescentes.
El director del programa Materno-Infantil y Adolescente del Ministerio de Salud Pública, Juan Carlos De Jesús, dijo que trabajan en un plan de acción para reducir la mortalidad materno- infantil, pero no quiso entrar en detalle, porque próximamente será anunciado.
Mientras tanto, el director del hospital Presidente Estrella Ureña, de Santiago, Francisco Hernández, y el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Wilson Roa, atribuyen la muerte infantil a varios factores, entre estos la prematuridad y la precariedad con la que operan muchos hospitales, por problemas de construcción , falta de equipos e insumos médicos, así como de personal médico.
Los decesos en la prematuridad son provocados principalmente por septicemia y problemas respiratorios. Esto último porque los pulmones de los bebés no se llegan a desarrollar.
Cuando un niño nace antes de las 37 semanas de gestación se considera prematuro y, por lo general, requiere de asistencia de ventiladores y medicamentos especiales para “madurarle” los pulmones.
El año pasado se registraron 2, 932 muertes infantiles, de las cuales el 78% (2,280) ocurrió antes de cumplir los 28 días de nacimiento, son más frecuente en recién nacidos con 0 a 6 días, de acuerdo con datos oficiales.
Solo en la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, el pasado año fallecieron más de 507 bebés de 10,980 nacidos vivos.
El presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD) dijo que en todas partes del mundo la mortalidad infantil por prematuridad es elevada, pero que en el caso de República Dominicana, aumenta porque es el resultado de una situación: la situación hospitalarias, las pensiones de personal de salud sin planeación y la falta de recursos destinados a los hospitales para los trabajos de remodelación.
Dijo que además de la falta de especialistas, no hay insumos. Reiteró que la mortalidad por prematuridad es alta en todas partes pero que en el país se agudiza por esos factores mencionados anteriormente.

Aumentan 31.9% las muertes de recién nacidos en el primer trimestre de 2018



SANTO DOMINGO. El incremento de 192 muertes en niños que no alcanzan el primer mes de nacidos en este trimestre con respecto a igual período el año pasado, confirma que la mortalidad infantil se mantiene elevada en el país.
Las estadísticas que refleja el boletín semanal de la Dirección General de Epidemiología (DIGEPI), del Ministerio de Salud Pública indican que 793 bebés fallecieron en el primer trimestre de este año, mientras que en igual período del 2017 la cifra fue de 601 muertes, lo que refleja un incremento de un 31.9%.
En el caso de la maternidad San Lorenzo de Los Mina, de 796 nacimientos registrados al 31 del pasado mes de marzo, un 22% falleció antes de cumplir los 28 días de nacimiento.
Hace más de 12 años que las autoridades del Ministerio de Salud Pública anuncian la puesta en función de programas dirigidos a reducir la mortalidad infantil y la materna, sin éxitos destacables hasta la fecha.
Siempre salen a relucir como principales causas de los decesos los embarazos en adolescentes, ausencia de chequeos prenatales y cientos de partos de haitianas que asisten a los hospitales ya en labores de parto o que son traídas directamente desde Haití.
El director de la maternidad de Los Mina, Paulino Díaz Ozoria, informó que de los nacimientos que allí se registran en el primer trimestre, 22.8% son hijos de madres extranjeras haitianas y el 26.3% de adolescentes.
El director del programa Materno-Infantil y Adolescente del Ministerio de Salud Pública, Juan Carlos De Jesús, dijo que trabajan en un plan de acción para reducir la mortalidad materno- infantil, pero no quiso entrar en detalle, porque próximamente será anunciado.
Mientras tanto, el director del hospital Presidente Estrella Ureña, de Santiago, Francisco Hernández, y el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Wilson Roa, atribuyen la muerte infantil a varios factores, entre estos la prematuridad y la precariedad con la que operan muchos hospitales, por problemas de construcción , falta de equipos e insumos médicos, así como de personal médico.
Los decesos en la prematuridad son provocados principalmente por septicemia y problemas respiratorios. Esto último porque los pulmones de los bebés no se llegan a desarrollar.
Cuando un niño nace antes de las 37 semanas de gestación se considera prematuro y, por lo general, requiere de asistencia de ventiladores y medicamentos especiales para “madurarle” los pulmones.
El año pasado se registraron 2, 932 muertes infantiles, de las cuales el 78% (2,280) ocurrió antes de cumplir los 28 días de nacimiento, son más frecuente en recién nacidos con 0 a 6 días, de acuerdo con datos oficiales.
Solo en la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, el pasado año fallecieron más de 507 bebés de 10,980 nacidos vivos.
El presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD) dijo que en todas partes del mundo la mortalidad infantil por prematuridad es elevada, pero que en el caso de República Dominicana, aumenta porque es el resultado de una situación: la situación hospitalarias, las pensiones de personal de salud sin planeación y la falta de recursos destinados a los hospitales para los trabajos de remodelación.
Dijo que además de la falta de especialistas, no hay insumos. Reiteró que la mortalidad por prematuridad es alta en todas partes pero que en el país se agudiza por esos factores mencionados anteriormente.