Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo
(TODOEXITO.NET) Imponen coerción a hondureños por barco con más de 100 mil galones de gasoil contrabandeados. (TODOEXITO.NET) Teniente retirado de la Policía Nacional se suicida en San Pedro de Macorís. (TODOEXITO.NET) Terremoto de magnitud 7,1 sacude la costa de Perú y causa 16 heridos. (TODOEXITO.NET) Acuerdo entre Mejía y Abinader no beneficia a la democracia del PRM. ( TODOEXITO.NET) Fujimori ha vuelto a gobernar, los peruanos han vuelto a las calles. (TODOEXITO.NET) El desagüe pluvial es el principal problema de los capitaleños. somos Grup.Martmarg


PUERTO PLATA. En la comunidad Los Algodones -Villa Esperanza, como le llaman sus residentes-municipio Montellano, continúa residiendo un gran número de haitianos sin documentos, dos años después de que este medio hiciera la denuncia.
En 2015 Diario Libre publicó un reportaje en el que se dio a conocer la existencia de aquel sitio compuesto por haitianos indocumentados a quienes un concejal del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) con fondos de una fundación canadiense construyó unas 250 casas, de blocks, techos de zinc y pisos de cemento gris.
En esa ocasión las autoridades gubernamentales decidieron nombrar una comisión para investigar la condición migratoria en la que se encontraban unos 1,200 haitianos, a los que la fundación canadiense El Samaritano le construyó las viviendas en territorio dominicano.
La comisión oficial comprobó que solo dos de los residentes eran de origen dominicano. Cuestionado sobre el seguimiento a este caso, el gobernador de Puerto Plata, Iván Rivera, comunicó que Migración e Interior y Policía se encargaron de dar seguimiento a estas personas a través del Plan Nacional de Regularización. Sin embargo, estos últimos quedaron pendientes de responder.
“Están agotando ese proceso, del estatus migratorio con ellos, y ya hay muchos que se han carnetizado con carnet provisorio, otros tienen tiempo determinado, en fin, la verdad es que ellos (Migración e Interior y Policía) se han encargado de eso”, explicó Rivera. Esta semana al regresar al lugar ubicado a unos 2.1 kilómetros de la carretera Puerto Plata-Sosúa, algunos haitianos manifestaron a este medio que han intentado regularizar su estatus migratorio en el país, sin embargo, un grupo de ellos no ha podido, mientras otros se encuentra en proceso de adquirir el documento que le permite estar de manera legal en República Dominicana.
“Hay una gran cantidad de personas que sigue indocumentado todavía porque tenemos todos los documentos entregados pero todavía no lo entregan a nosotros. Hay una parte que tiene y otra que no tiene”, precisa un haitiano
Dice que hace varios meses cumplió con todos los requisitos que exigen las autoridades para regular su estatus migratorio, pero aún no cuenta con el carnet de residencia.
“Cada día me dicen que tengo que volver, pero tengo todas las copias de los documentos que entregué y no han querido entregarme mis documentos, y así la mayoría aquí no lo tiene todavía”, precisó el natural haitiano Fennel Seaux, quien llegó al país en 1992.
Desde esa fecha, los hijos que procreó viviendo en esta nación tampoco cuentan con documentación.
Otra haitiana entrevistada admitió que lleva varios años residiendo en el territorio nacional pero no ha podido legalizar su estatus migratorio.
“Migración siempre me agarra con eso (muestra un carnet con su foto) y me dice que ese no sirve, que es la azul la que quiere (el carnet que entregan en el Plan de Regularización), pero con esa no, que no va, pa Haití e que va”, manifiesta dando unas palmadas a los documentos.
La mujer muestra el carnet azul de su hijo, quien se encuentra legal y dice es el que quiere tener para desenvolverse sin inconvenientes en territorio dominicano donde lleva muchos años y no quiere marcharse.
Otros cuestionados como Steven Masso, dicen que en este mes tienen planificado viajar a Santo Domingo a buscar el carnet que les autoriza su presencia en el país. Los residentes en este barrio, se quejan de las condiciones en las que se encuentra la zona. Dicen que no cuentan con agua potable, deploran las deficiencias del servicio eléctrico y las malas condiciones del camino de acceso.
“Uno puede caer enfermo de noche y no hay camino para uno bajar a la ciudad. El camión del agua potable no llega aquí aunque uno tenga dinero para comprar. Si no llueve todo el mundo se quedó sin agua, puede tener comida en su casa y estar pasando hambre”, precisa Eliana Jean, una haitiana quien dijo reside allí desde 2010.
Mientras, Emiliano Espinal, un dominicano también residente en la citada comunidad, coincidió con los reclamos hechos por sus vecinos haitianos.
“Este es un camino de animales, cuando se bota aquella cañá tiene uno, si no tiene qué comer aquí, que durar el valor de dos meses sin poder pasar para aquel lado porque uno no encuentra por dónde pasar. Arreglan todos los caminos donde hay dominicanos y como aquí lo que hay es haitianos y hay una parte de dominicanos, solo vienen a coger votos”, subraya Espinal.

Dos años después, la comunidad Los Algodones en Puerto Plata aún es una población de indocumentados



PUERTO PLATA. En la comunidad Los Algodones -Villa Esperanza, como le llaman sus residentes-municipio Montellano, continúa residiendo un gran número de haitianos sin documentos, dos años después de que este medio hiciera la denuncia.
En 2015 Diario Libre publicó un reportaje en el que se dio a conocer la existencia de aquel sitio compuesto por haitianos indocumentados a quienes un concejal del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) con fondos de una fundación canadiense construyó unas 250 casas, de blocks, techos de zinc y pisos de cemento gris.
En esa ocasión las autoridades gubernamentales decidieron nombrar una comisión para investigar la condición migratoria en la que se encontraban unos 1,200 haitianos, a los que la fundación canadiense El Samaritano le construyó las viviendas en territorio dominicano.
La comisión oficial comprobó que solo dos de los residentes eran de origen dominicano. Cuestionado sobre el seguimiento a este caso, el gobernador de Puerto Plata, Iván Rivera, comunicó que Migración e Interior y Policía se encargaron de dar seguimiento a estas personas a través del Plan Nacional de Regularización. Sin embargo, estos últimos quedaron pendientes de responder.
“Están agotando ese proceso, del estatus migratorio con ellos, y ya hay muchos que se han carnetizado con carnet provisorio, otros tienen tiempo determinado, en fin, la verdad es que ellos (Migración e Interior y Policía) se han encargado de eso”, explicó Rivera. Esta semana al regresar al lugar ubicado a unos 2.1 kilómetros de la carretera Puerto Plata-Sosúa, algunos haitianos manifestaron a este medio que han intentado regularizar su estatus migratorio en el país, sin embargo, un grupo de ellos no ha podido, mientras otros se encuentra en proceso de adquirir el documento que le permite estar de manera legal en República Dominicana.
“Hay una gran cantidad de personas que sigue indocumentado todavía porque tenemos todos los documentos entregados pero todavía no lo entregan a nosotros. Hay una parte que tiene y otra que no tiene”, precisa un haitiano
Dice que hace varios meses cumplió con todos los requisitos que exigen las autoridades para regular su estatus migratorio, pero aún no cuenta con el carnet de residencia.
“Cada día me dicen que tengo que volver, pero tengo todas las copias de los documentos que entregué y no han querido entregarme mis documentos, y así la mayoría aquí no lo tiene todavía”, precisó el natural haitiano Fennel Seaux, quien llegó al país en 1992.
Desde esa fecha, los hijos que procreó viviendo en esta nación tampoco cuentan con documentación.
Otra haitiana entrevistada admitió que lleva varios años residiendo en el territorio nacional pero no ha podido legalizar su estatus migratorio.
“Migración siempre me agarra con eso (muestra un carnet con su foto) y me dice que ese no sirve, que es la azul la que quiere (el carnet que entregan en el Plan de Regularización), pero con esa no, que no va, pa Haití e que va”, manifiesta dando unas palmadas a los documentos.
La mujer muestra el carnet azul de su hijo, quien se encuentra legal y dice es el que quiere tener para desenvolverse sin inconvenientes en territorio dominicano donde lleva muchos años y no quiere marcharse.
Otros cuestionados como Steven Masso, dicen que en este mes tienen planificado viajar a Santo Domingo a buscar el carnet que les autoriza su presencia en el país. Los residentes en este barrio, se quejan de las condiciones en las que se encuentra la zona. Dicen que no cuentan con agua potable, deploran las deficiencias del servicio eléctrico y las malas condiciones del camino de acceso.
“Uno puede caer enfermo de noche y no hay camino para uno bajar a la ciudad. El camión del agua potable no llega aquí aunque uno tenga dinero para comprar. Si no llueve todo el mundo se quedó sin agua, puede tener comida en su casa y estar pasando hambre”, precisa Eliana Jean, una haitiana quien dijo reside allí desde 2010.
Mientras, Emiliano Espinal, un dominicano también residente en la citada comunidad, coincidió con los reclamos hechos por sus vecinos haitianos.
“Este es un camino de animales, cuando se bota aquella cañá tiene uno, si no tiene qué comer aquí, que durar el valor de dos meses sin poder pasar para aquel lado porque uno no encuentra por dónde pasar. Arreglan todos los caminos donde hay dominicanos y como aquí lo que hay es haitianos y hay una parte de dominicanos, solo vienen a coger votos”, subraya Espinal.