Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo
(TODOEXITO.NET) SANTO DOMINGO. Seis años atrás los industriales acordaron un grupo de propuestas para avanzar en competitividad y desarrollar al sector. Hoy, en un balance previo al III Congreso de la Industria, asumen que no se logró lo suficiente y que ello puede amenazar lo poco en lo que se avanzó.Somo grupo de medios Martmarg


En su memoria había quedado como registro el mes de marzo, pero cuando despertó de su letargo en realidad era el 7 de agosto, cuatro meses después. Okoye se encontraba hospitalizado y no daba crédito a lo que la enfermera le decía.
Amobi Okoye es un jugador nigeriano de fútbol americano profesional que milita en Dallas Cowboys. Hasta aquí todo pinta normal, pero el defensa de los vaqueros tiene una peculiaridad que lo distingue de los demás jugadores: perdió la memoria por 145 días.
A través del sitio web “The Players Tribune“, Okoye relata la historia que vivió y que lo dejó sin recordar nada por casi cinco meses.
Sucedió en 2013.  Okoye, quien jugaba su segunda temporada con los Chicago Bears y la sexta en la NFL, había visitado a su padre y a su mejor amigo, Malik, para hablar de su próximo viaje a Nigeria, su país natal. De pronto, todo se oscureció. El jugador estaba sentado en una silla y mientras charlaba había sufrido un ataque.
En su memoria había quedado como registro el mes de marzo, pero cuando despertó de su letargo en realidad era el 7 de agosto, cuatro meses después. Okoye se encontraba hospitalizado y no daba crédito a lo que la enfermera le decía.
“Es 15 de marzo. Había salido esa mañana, luego fui a mi oficina en Houston y me encontré con mi mejor amigo, Malik, y mi papá. Discutimos nuestro próximo viaje a Nigeria, un viaje que realizamos todos los veranos para mi organización sin fines de lucro. Y dado que aún no hemos ido a Nigeria, sé con certeza que no es agosto”, relató Okoye.
Per la enfermera le respondió a Okoye y lo puso en contexto y actualidad: “Lo siento señor Okoye, pero en realidad es 7 de agosto”, al tiempo que Okoye se encontraba rodeado por su madre, su padre y su hermano.
Incrédulo, Okoye tomo su teléfono su celular y fue cuando corroboró la fecha en la pantalla: 7 de agosto de 2013. Habían pasado 145 días desde aquel ataque que lo dejó incosciennte y que le borró más de cuatro meses de su memoria.
Arinze Okoye, hermano del actual defensa de los Dallas Cowboys, confirmó lo que sucedió aquel 15 de marzo de 2013. Después de que Amobi había convulsionado, Malik lo buscó para decirle que su hermano había sufrido un ataque y estaba hospitalizado.
Los doctores no encontraron algún síntoma que le haya producido el ataque. Le recetaron Tylenol y le dieron el alta médica. Por supuesto, con su respectivo reposo, pues al menos los dolores de cabeza no cesaban. Una vez en casa, Okoye tuvo otra convulsión que le duró al menos 30 segundos. Malik, su mejor amigo, llamó al 911 y de inmediato llegó una ambulancia para trasladarlo de nuevo al hospital.
De nueva cuenta, los médicos no encontraron razón alguna que le haya provocado las convulsiones. Amobi tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario en Houston. Finalmente, le detectaron un virus en su fluido espinal, aunque a ciencia cierta no sabían exactamente de qué se trataba. Una vez en casa, para continuar el tratamiento, Amobi presentó cambios de humor y alucinaciones.
El diagnóstico: las convulsiones habían afectado el cerebro de Amobi y su recuperación llevaría tiempo. Finalmente, Okoye regresó a la normalidad, pero hasta la fecha esos 145 días de angustia, en los que su vida estiuvo en peligro, aún permanecen en blanco en su memoria.

Fuente: Msn.com

Jugador de la NFL Amobi Okoye que perdió la memoria por 145 días.



En su memoria había quedado como registro el mes de marzo, pero cuando despertó de su letargo en realidad era el 7 de agosto, cuatro meses después. Okoye se encontraba hospitalizado y no daba crédito a lo que la enfermera le decía.
Amobi Okoye es un jugador nigeriano de fútbol americano profesional que milita en Dallas Cowboys. Hasta aquí todo pinta normal, pero el defensa de los vaqueros tiene una peculiaridad que lo distingue de los demás jugadores: perdió la memoria por 145 días.
A través del sitio web “The Players Tribune“, Okoye relata la historia que vivió y que lo dejó sin recordar nada por casi cinco meses.
Sucedió en 2013.  Okoye, quien jugaba su segunda temporada con los Chicago Bears y la sexta en la NFL, había visitado a su padre y a su mejor amigo, Malik, para hablar de su próximo viaje a Nigeria, su país natal. De pronto, todo se oscureció. El jugador estaba sentado en una silla y mientras charlaba había sufrido un ataque.
En su memoria había quedado como registro el mes de marzo, pero cuando despertó de su letargo en realidad era el 7 de agosto, cuatro meses después. Okoye se encontraba hospitalizado y no daba crédito a lo que la enfermera le decía.
“Es 15 de marzo. Había salido esa mañana, luego fui a mi oficina en Houston y me encontré con mi mejor amigo, Malik, y mi papá. Discutimos nuestro próximo viaje a Nigeria, un viaje que realizamos todos los veranos para mi organización sin fines de lucro. Y dado que aún no hemos ido a Nigeria, sé con certeza que no es agosto”, relató Okoye.
Per la enfermera le respondió a Okoye y lo puso en contexto y actualidad: “Lo siento señor Okoye, pero en realidad es 7 de agosto”, al tiempo que Okoye se encontraba rodeado por su madre, su padre y su hermano.
Incrédulo, Okoye tomo su teléfono su celular y fue cuando corroboró la fecha en la pantalla: 7 de agosto de 2013. Habían pasado 145 días desde aquel ataque que lo dejó incosciennte y que le borró más de cuatro meses de su memoria.
Arinze Okoye, hermano del actual defensa de los Dallas Cowboys, confirmó lo que sucedió aquel 15 de marzo de 2013. Después de que Amobi había convulsionado, Malik lo buscó para decirle que su hermano había sufrido un ataque y estaba hospitalizado.
Los doctores no encontraron algún síntoma que le haya producido el ataque. Le recetaron Tylenol y le dieron el alta médica. Por supuesto, con su respectivo reposo, pues al menos los dolores de cabeza no cesaban. Una vez en casa, Okoye tuvo otra convulsión que le duró al menos 30 segundos. Malik, su mejor amigo, llamó al 911 y de inmediato llegó una ambulancia para trasladarlo de nuevo al hospital.
De nueva cuenta, los médicos no encontraron razón alguna que le haya provocado las convulsiones. Amobi tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario en Houston. Finalmente, le detectaron un virus en su fluido espinal, aunque a ciencia cierta no sabían exactamente de qué se trataba. Una vez en casa, para continuar el tratamiento, Amobi presentó cambios de humor y alucinaciones.
El diagnóstico: las convulsiones habían afectado el cerebro de Amobi y su recuperación llevaría tiempo. Finalmente, Okoye regresó a la normalidad, pero hasta la fecha esos 145 días de angustia, en los que su vida estiuvo en peligro, aún permanecen en blanco en su memoria.

Fuente: Msn.com