Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo
(TODOEXITO.NET) Pareja de Quirinito niega fuera detenida dice que fue a la Procuraduría a entregar documentos (TODOEXITO.NET) Índice de la Actividad Manufacturera se coloca por debajo de 50 puntos (TODOEXITO.NET) Empieza mañana XII Congreso Dominicano de Historia “El Caribe en el siglo XVII” (TODOEXITO.NET) Madre recibe RD$54 mil de ayuda, pero trasplante a su bebé cuesta RD$6 millones (TODOEXITO.NET) Aumentan a 530 los fallecidos en el terremoto de Irán ( TODOEXITO.NET) Inglés detenido por muerte de dos holandeses en El Seibo sería deportado en las próximas horas (TODOEXITO.NET) Adrian Beltré: “Sé que tengo que trabajar todos los días para ser mejor que cualquiera que esté cerca de mí” (TODOEXITO.NET) Reporte del FBI: Suben crímenes de odio por segundo año consecutivo. somos Grup.Martmarg


SANTO DOMINGO. Abogado, escritor, catedrático y padre. Cuatro palabras con las que Carlos Hernández Contreras enmarca la vida de su progenitor Lupo Hernández Rueda, quien murió la madrugada de ayer a la edad de 87 años, y será sepultado la tarde de hoy.
“Era un hombre extraordinario”, expresó Hernández Contreras, quien junto a su madre Gloria Contreras, y sus hermanos Raquel, Gloria y Lupo acompañaban anoche los restos del destacado jurista y escritor junto a familiares y amigos en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln.
Hoy se realizará una misa de cuerpo presente a las 3:00 de la tarde. Después será sepultado en el cementerio Cristo Redentor.
Abogado y poeta
En sus 87 años de vida, Hernández Rueda recorrió un camino vital en el que no solo hizo aportes para las letras dominicanas, sino que sentó las bases del derecho laboral dominicano y formó a varias generaciones de abogados.
Como poeta se destacó en el llamado Grupo del 48 o Generación del 48, movimiento literario surgido a partir de las publicaciones de sus miembros en el suplemento “Página Escolar”, dirigido por la destacada periodista y gestora cultural María Ugarte. Formaban parte de este grupo, además de Hernández Rueda, Máximo Avilés Blonda, Ramón Cifré Navarro, Abel Fernández Mejía, Juan Carlos Jiménez, Rafael Lara Cintrón, Alberto Peña Lebrón, Luis Alfredo Torres, Rafael Valera Benítez, Abelardo Vicioso y Víctor Villegas.
Dentro de su obra poética se destacan “Como Naciendo Aún” (1953, Premio Nacional de Poesía en 1960; Trío (1957), Santo Domingo vertical (1962); Muerte y memoria (1963); Crónica del sur (1965), Dentro de mí conmigo. (1972); Por ahora (1975), Del tamaño del tiempo. (1978); Círculo (1979); Cuanza (1987), Con el pecho alumbrado (1988), Por el mar de tus ojos (1993), Como naciendo aún: antología poética (1994) y Las Uvas de la Tarde (2000).
Obtuvo el Premio Nacional de Poesía en cinco ocasiones. En 1980 recibió el Premio Nacional de Ensayo por su obra “La generación del 48 en la literatura dominicana”, y en 1997 el “Premio Nacional de Literatura”.
Sobre su obra, de acuerdo al artículo del escritor José Rafael Lantigua “Lupo, el último de los grandes que nos queda”, el crítico literario y poeta Antonio Fernández Spencer dijo: “Si Hernández Rueda fuese un poeta británico, con Círculo su fama se habría expandido por todo lo vasto del planeta, y estaría comentado en muy diversas lenguas”.
Hernández Rueda fue también fundador, junto a Luis Alfredo Torres y Alberto Peña Lebrón, de la revista literaria “Testimonio” y codirigió la colección Silbo Vulnerado. Era miembro de la Academia Dominicana de la Lengua.
Como abogado redactó junto con el expresidente Rafael Alburquerque y Milton Ray Guevara, actual presidente del Tribunal Constitucional, el Código Laboral. Entre sus obras como jurista publicó Derecho Procesal del Trabajo (1994), La Seguridad Social en Santo Domingo, junto a Carlos Hernández Contreras, Código de Trabajo Anotado y Jurisprudencia del Trabajo.
También fue miembro fundador de la Asociación Iberoamericana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social; integrante del Comité Ejecutivo de la Sociedad Internacional de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social (1982 al 2003), miembro fundador y expresidente de la Asociación Dominicana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, miembro del Instituto de Estudios Laborales y de la Seguridad Social (de España), miembro de número, desde 1978, y expresidente de la Academia Iberoamericana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social.
Le fueron otorgados el título doctor Honoris Causa por la Universidad Interamericana en 1991, y en 1998 por las universidades Central del Este (UCE) y Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y en 2004 por la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA).
Homenaje en la Feria del Libro
El pasado mes de agosto el Ministerio de Cultura anunció que la vigesimoprimera Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2018 estará dedicada a Hernández Rueda, homenaje que ahora será póstumo.
En una nota de prensa, el ministro Pedro Vergés expresó su pesar por su fallecimiento. “Hoy, con profunda tristeza, anunciamos que lo que sería un reconocimiento en vida, anunciado para realizarse el año próximo en nuestra Feria Internacional del Libro, se convertirá en un homenaje póstumo en el que pondremos en alto la obra del gran poeta, ensayista y abogado, que lo llevó a la cúspide literaria y académica, y que lo mantendrá vivo en la memoria y el corazón de los dominicanos”, apuntó.
Lupo Hernández Rueda: un hombre en cuatro tiempos
Círculo (poema, fragmento)
I
Nací cuando ya era un anciano con hijos.
Mis nietos, que nacieron ayer,
hace tiempo que han muerto.
Yo los miro crecer conmigo en esta hora.
No es cierto que la muerte me acompañe,
que cada día muera algo de mí con ella.
El hombre que yo soy no perece conmigo.

Hace tiempo que ha muerto y me acompaña ahora,
y se sienta a mi lado,
habla cuando converso,
piensa las mismas cosas de antaño que yo pienso.

No es la primera vez que se agusana.
No es la primera vez que reaparece
y penetra en la carne
del corazón de piedra de los hombres.

El hombre es agonía.
El hombre es movimiento perpetuo.

Lupo Hernández Rueda: un hombre en cuatro tiempos



SANTO DOMINGO. Abogado, escritor, catedrático y padre. Cuatro palabras con las que Carlos Hernández Contreras enmarca la vida de su progenitor Lupo Hernández Rueda, quien murió la madrugada de ayer a la edad de 87 años, y será sepultado la tarde de hoy.
“Era un hombre extraordinario”, expresó Hernández Contreras, quien junto a su madre Gloria Contreras, y sus hermanos Raquel, Gloria y Lupo acompañaban anoche los restos del destacado jurista y escritor junto a familiares y amigos en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln.
Hoy se realizará una misa de cuerpo presente a las 3:00 de la tarde. Después será sepultado en el cementerio Cristo Redentor.
Abogado y poeta
En sus 87 años de vida, Hernández Rueda recorrió un camino vital en el que no solo hizo aportes para las letras dominicanas, sino que sentó las bases del derecho laboral dominicano y formó a varias generaciones de abogados.
Como poeta se destacó en el llamado Grupo del 48 o Generación del 48, movimiento literario surgido a partir de las publicaciones de sus miembros en el suplemento “Página Escolar”, dirigido por la destacada periodista y gestora cultural María Ugarte. Formaban parte de este grupo, además de Hernández Rueda, Máximo Avilés Blonda, Ramón Cifré Navarro, Abel Fernández Mejía, Juan Carlos Jiménez, Rafael Lara Cintrón, Alberto Peña Lebrón, Luis Alfredo Torres, Rafael Valera Benítez, Abelardo Vicioso y Víctor Villegas.
Dentro de su obra poética se destacan “Como Naciendo Aún” (1953, Premio Nacional de Poesía en 1960; Trío (1957), Santo Domingo vertical (1962); Muerte y memoria (1963); Crónica del sur (1965), Dentro de mí conmigo. (1972); Por ahora (1975), Del tamaño del tiempo. (1978); Círculo (1979); Cuanza (1987), Con el pecho alumbrado (1988), Por el mar de tus ojos (1993), Como naciendo aún: antología poética (1994) y Las Uvas de la Tarde (2000).
Obtuvo el Premio Nacional de Poesía en cinco ocasiones. En 1980 recibió el Premio Nacional de Ensayo por su obra “La generación del 48 en la literatura dominicana”, y en 1997 el “Premio Nacional de Literatura”.
Sobre su obra, de acuerdo al artículo del escritor José Rafael Lantigua “Lupo, el último de los grandes que nos queda”, el crítico literario y poeta Antonio Fernández Spencer dijo: “Si Hernández Rueda fuese un poeta británico, con Círculo su fama se habría expandido por todo lo vasto del planeta, y estaría comentado en muy diversas lenguas”.
Hernández Rueda fue también fundador, junto a Luis Alfredo Torres y Alberto Peña Lebrón, de la revista literaria “Testimonio” y codirigió la colección Silbo Vulnerado. Era miembro de la Academia Dominicana de la Lengua.
Como abogado redactó junto con el expresidente Rafael Alburquerque y Milton Ray Guevara, actual presidente del Tribunal Constitucional, el Código Laboral. Entre sus obras como jurista publicó Derecho Procesal del Trabajo (1994), La Seguridad Social en Santo Domingo, junto a Carlos Hernández Contreras, Código de Trabajo Anotado y Jurisprudencia del Trabajo.
También fue miembro fundador de la Asociación Iberoamericana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social; integrante del Comité Ejecutivo de la Sociedad Internacional de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social (1982 al 2003), miembro fundador y expresidente de la Asociación Dominicana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, miembro del Instituto de Estudios Laborales y de la Seguridad Social (de España), miembro de número, desde 1978, y expresidente de la Academia Iberoamericana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social.
Le fueron otorgados el título doctor Honoris Causa por la Universidad Interamericana en 1991, y en 1998 por las universidades Central del Este (UCE) y Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y en 2004 por la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA).
Homenaje en la Feria del Libro
El pasado mes de agosto el Ministerio de Cultura anunció que la vigesimoprimera Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2018 estará dedicada a Hernández Rueda, homenaje que ahora será póstumo.
En una nota de prensa, el ministro Pedro Vergés expresó su pesar por su fallecimiento. “Hoy, con profunda tristeza, anunciamos que lo que sería un reconocimiento en vida, anunciado para realizarse el año próximo en nuestra Feria Internacional del Libro, se convertirá en un homenaje póstumo en el que pondremos en alto la obra del gran poeta, ensayista y abogado, que lo llevó a la cúspide literaria y académica, y que lo mantendrá vivo en la memoria y el corazón de los dominicanos”, apuntó.
Lupo Hernández Rueda: un hombre en cuatro tiempos
Círculo (poema, fragmento)
I
Nací cuando ya era un anciano con hijos.
Mis nietos, que nacieron ayer,
hace tiempo que han muerto.
Yo los miro crecer conmigo en esta hora.
No es cierto que la muerte me acompañe,
que cada día muera algo de mí con ella.
El hombre que yo soy no perece conmigo.

Hace tiempo que ha muerto y me acompaña ahora,
y se sienta a mi lado,
habla cuando converso,
piensa las mismas cosas de antaño que yo pienso.

No es la primera vez que se agusana.
No es la primera vez que reaparece
y penetra en la carne
del corazón de piedra de los hombres.

El hombre es agonía.
El hombre es movimiento perpetuo.