Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


Despiertan los Baby Bombers y Cleveland se deja empatar en una serie que parecía tener bajo control.
Los bambinazos se dieron por racimos y por fin despertó la ofensiva de los New York Yankees. Los Cleveland Indians cometieron costosos errores y dejaron escapar una ventaja de dos victorias en la Serie Divisional sobre los neoyorquinos, que forzaron un quinto y decisivo juego tras vencer 3-7 a los actuales campeones de la Liga Americana.
El despertar ofensivo de los Yanks, que habían anotado solo nueve carreras a cambio de 13 en los primeros tres partidos de la serie, se dio en la segunda entrada, cuando castigaron los Baby Bombers a Trevor Bauer, quien terminó por cargar con la derrota del juego.
Primero lee conectó un doblete Todd Frazier, quien mandó a Starling Castro a la registradora, para que luego un roletazo por el jardín derecho de Hicks impulsara al propio Frazier a la zona prometida.
Aaron Judge mandó la pelota a estrellarse con la barrera para sumar su primer imparable de la serie e impulsar otras dos carreras y mandar a descansar a Bauer.
En el tercer rollo, un error de Giovanny Urshela provocó una nueva carrera de Starling Castro tras batazo de Gardner, que impulsó su primera del partido.
Para la cuarta entrada, un slider flojo de Luis Severino, quien a la postre se alzaría con la victoria, le costó un jonrón productor de dos carreras cortesía de Santana, quien recortó a 5-2 la pizarra hasta el momento.
En la quinta Indians descontaron una más, pero Hicks bateó otro imparable que mandó a Frazier a la registradora, donde tuvo que barrerse para alcanzar la colchoneta y devolverle así la ventaja de tres a los Mulos.
Gary Sánchez manda un bombazo que se fue del otro lado de la cerca para el 7-3 definitivo, en un partido en el que Joe Girardi se compró un boleto de tiempo extra como manager del equipo neoyorquino, pues pese a las críticas está a un juego de volver a una Serie de Campeonato a sus Yanks.

Los Yankees liquidan a los Indians y obligan a quinto juego



Despiertan los Baby Bombers y Cleveland se deja empatar en una serie que parecía tener bajo control.
Los bambinazos se dieron por racimos y por fin despertó la ofensiva de los New York Yankees. Los Cleveland Indians cometieron costosos errores y dejaron escapar una ventaja de dos victorias en la Serie Divisional sobre los neoyorquinos, que forzaron un quinto y decisivo juego tras vencer 3-7 a los actuales campeones de la Liga Americana.
El despertar ofensivo de los Yanks, que habían anotado solo nueve carreras a cambio de 13 en los primeros tres partidos de la serie, se dio en la segunda entrada, cuando castigaron los Baby Bombers a Trevor Bauer, quien terminó por cargar con la derrota del juego.
Primero lee conectó un doblete Todd Frazier, quien mandó a Starling Castro a la registradora, para que luego un roletazo por el jardín derecho de Hicks impulsara al propio Frazier a la zona prometida.
Aaron Judge mandó la pelota a estrellarse con la barrera para sumar su primer imparable de la serie e impulsar otras dos carreras y mandar a descansar a Bauer.
En el tercer rollo, un error de Giovanny Urshela provocó una nueva carrera de Starling Castro tras batazo de Gardner, que impulsó su primera del partido.
Para la cuarta entrada, un slider flojo de Luis Severino, quien a la postre se alzaría con la victoria, le costó un jonrón productor de dos carreras cortesía de Santana, quien recortó a 5-2 la pizarra hasta el momento.
En la quinta Indians descontaron una más, pero Hicks bateó otro imparable que mandó a Frazier a la registradora, donde tuvo que barrerse para alcanzar la colchoneta y devolverle así la ventaja de tres a los Mulos.
Gary Sánchez manda un bombazo que se fue del otro lado de la cerca para el 7-3 definitivo, en un partido en el que Joe Girardi se compró un boleto de tiempo extra como manager del equipo neoyorquino, pues pese a las críticas está a un juego de volver a una Serie de Campeonato a sus Yanks.