Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo



SANTO DOMINGO. Las lluvias comenzarán a disminuir a partir de este miércoles, pero el peligro de las crecidas de ríos e inundaciones repentinas se mantiene, advirtió este martes la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).
A pesar del desbordamiento de los ríos disminuyó ayer el número de personas desplazadas, y ahora son 24,384 personas, las que se encuentran en casas de familiares y en los albergues oficiales.
El informe del tiempo indica que salió del territorio nacional la onda tropical que estaba provocando lluvias y que el país estará bajo la incidencia del polvo del desierto del Sahara, el cual limitará las formaciones nubosas y las ocurrencias de aguaceros.
“Se mantiene el aviso por inundaciones repentinas o graduales para Monte Plata, Samaná, Espaillat y María Trinidad Sánchez. Además, un alerta para las provincias Santiago Rodríguez, Sánchez Ramírez, Montecristi, Gran Santo Domingo, Hermanas Mirabal, La Vega, Monseñor Nouel, Santiago y Valverde. Mientras, se eleva a un aviso a Duarte (en especial el bajo Yuna)”, aduce la Onamet.
El director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), general Juan Manuel Méndez García, informó que del número de los desplazados, 1,819 personas permanecen aún en 27 albergues oficiales, mayormente en Montecristi y del bajo Yuna.
Indicó que conforme a los reportes del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), 32 acueductos se encuentran afectados, de los cuales 27 están totalmente fuera de servicio y 5 parcialmente. Unos 389,352 usuarios se ven afectados con la falta de agua.
El director del COE sostuvo que los niveles de alerta se redujeron estando solo en rojo los municipios Castañuelas, Guayubín y Hatillo Palma, de Montecristi; y Villa Riva, Hostos y Arenoso, de Duarte.
En amarilla están Samaná, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Monte Plata, Valverde y Santiago, en Verde, Hato Mayor, Hermanas Mirabal, San Juan, Santiago Rodríguez, Santo Domingo, Distrito Nacional, La Vega, Monseñor Nouel, San Pedro de Macorís, Azua y Sánchez Ramírez.
De los daños
Como parte de los daños provocados por las lluvias que dejó a su paso por el país, el huracán María, 26 zonas permanecen incomunicadas. Las comunidades están localizadas en San Pedro de Macorís, Duarte, El Seibo, Miches y Samaná.
El informe del COE reporta 8,856 viviendas anegadas, de ellas 188 totalmente destruidas y 861 parcialmente afectadas. Además, se registraron daños en 14 puentes y cinco carreteras.
En tanto, el Presidente ordenó al administrador de los Comedores Económicos a abrir una licitación pública para la compra de alimentos crudos que servirán para suplir las demandas de los damnificados.
Los daños en cifras
8,856
Viviendas anegadas, de ellas 188 resultaron totalmente destruidas y 861 parcialmente afectadas.
27
Acueductos están fuera de servicios y otros cinco de manera parcial, producto de las lluvias del huracán María.
1,819
Personas permanecen en los albergues oficiales habilitados por las autoridades para acoger a los desplazados.

Las lluvias comienzan a disminuir a partir de hoy




SANTO DOMINGO. Las lluvias comenzarán a disminuir a partir de este miércoles, pero el peligro de las crecidas de ríos e inundaciones repentinas se mantiene, advirtió este martes la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).
A pesar del desbordamiento de los ríos disminuyó ayer el número de personas desplazadas, y ahora son 24,384 personas, las que se encuentran en casas de familiares y en los albergues oficiales.
El informe del tiempo indica que salió del territorio nacional la onda tropical que estaba provocando lluvias y que el país estará bajo la incidencia del polvo del desierto del Sahara, el cual limitará las formaciones nubosas y las ocurrencias de aguaceros.
“Se mantiene el aviso por inundaciones repentinas o graduales para Monte Plata, Samaná, Espaillat y María Trinidad Sánchez. Además, un alerta para las provincias Santiago Rodríguez, Sánchez Ramírez, Montecristi, Gran Santo Domingo, Hermanas Mirabal, La Vega, Monseñor Nouel, Santiago y Valverde. Mientras, se eleva a un aviso a Duarte (en especial el bajo Yuna)”, aduce la Onamet.
El director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), general Juan Manuel Méndez García, informó que del número de los desplazados, 1,819 personas permanecen aún en 27 albergues oficiales, mayormente en Montecristi y del bajo Yuna.
Indicó que conforme a los reportes del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), 32 acueductos se encuentran afectados, de los cuales 27 están totalmente fuera de servicio y 5 parcialmente. Unos 389,352 usuarios se ven afectados con la falta de agua.
El director del COE sostuvo que los niveles de alerta se redujeron estando solo en rojo los municipios Castañuelas, Guayubín y Hatillo Palma, de Montecristi; y Villa Riva, Hostos y Arenoso, de Duarte.
En amarilla están Samaná, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Monte Plata, Valverde y Santiago, en Verde, Hato Mayor, Hermanas Mirabal, San Juan, Santiago Rodríguez, Santo Domingo, Distrito Nacional, La Vega, Monseñor Nouel, San Pedro de Macorís, Azua y Sánchez Ramírez.
De los daños
Como parte de los daños provocados por las lluvias que dejó a su paso por el país, el huracán María, 26 zonas permanecen incomunicadas. Las comunidades están localizadas en San Pedro de Macorís, Duarte, El Seibo, Miches y Samaná.
El informe del COE reporta 8,856 viviendas anegadas, de ellas 188 totalmente destruidas y 861 parcialmente afectadas. Además, se registraron daños en 14 puentes y cinco carreteras.
En tanto, el Presidente ordenó al administrador de los Comedores Económicos a abrir una licitación pública para la compra de alimentos crudos que servirán para suplir las demandas de los damnificados.
Los daños en cifras
8,856
Viviendas anegadas, de ellas 188 resultaron totalmente destruidas y 861 parcialmente afectadas.
27
Acueductos están fuera de servicios y otros cinco de manera parcial, producto de las lluvias del huracán María.
1,819
Personas permanecen en los albergues oficiales habilitados por las autoridades para acoger a los desplazados.