Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo



Desde que el pasado enero, Serena Williams supo que estaba embarazada, la deportista se ha mostrado pletórica ante los medios, como si el embarazo le hubiese conferido aun más fortaleza de la habitual. Y se ha mostrado más política y poderosa que nunca.
Hace unas semanas, subrayaba la desigualdad salarial a la que se enfrentan las mujeres afroamericanas en Estados Unidos y la fotografía de su embarazo en la portada de la edición estadounidense de Vanit Vanity Fair del mes de agosto transmitía incluso más fuerza que uno de sus habituales reveses.
“Voy a convertirme en una mujer de verdad, ¿sabes a lo que me refiero? Voy a pasar por algo increíblemente impactante”, comentó de manera natural.Pero ser una persona fuerte y segura no le impide tener dudas y sentirse vulnerable. Y la tenista abraza las dos partes de sí misma sin ruborizarse: ahora, en unas declaraciones que ha ofrecido a Herald Sun Stellar demuestra que, como cualquiera, tiene sus contradicciones.
Aun así, las críticas de muchas mujeres que consideraron que sus palabras eran desafortunadas comenzaron a surgir. “¡Qué comentario tan ridículo! No soy ‘menos mujer’ porque no tenga hijos”, le comentó una usuaria de Twitter. “¡Qué comentario más descerebrado!”, escribió otra. “Dar a luz no te da fuerza, te deja estrías y un bebé. Lo que ha quedado claro es que el dinero no te hace inteligente”, sentenció una tercera.

Serena Williams , la palabras sobre su embarazo no son perfectas, pero son reales.




Desde que el pasado enero, Serena Williams supo que estaba embarazada, la deportista se ha mostrado pletórica ante los medios, como si el embarazo le hubiese conferido aun más fortaleza de la habitual. Y se ha mostrado más política y poderosa que nunca.
Hace unas semanas, subrayaba la desigualdad salarial a la que se enfrentan las mujeres afroamericanas en Estados Unidos y la fotografía de su embarazo en la portada de la edición estadounidense de Vanit Vanity Fair del mes de agosto transmitía incluso más fuerza que uno de sus habituales reveses.
“Voy a convertirme en una mujer de verdad, ¿sabes a lo que me refiero? Voy a pasar por algo increíblemente impactante”, comentó de manera natural.Pero ser una persona fuerte y segura no le impide tener dudas y sentirse vulnerable. Y la tenista abraza las dos partes de sí misma sin ruborizarse: ahora, en unas declaraciones que ha ofrecido a Herald Sun Stellar demuestra que, como cualquiera, tiene sus contradicciones.
Aun así, las críticas de muchas mujeres que consideraron que sus palabras eran desafortunadas comenzaron a surgir. “¡Qué comentario tan ridículo! No soy ‘menos mujer’ porque no tenga hijos”, le comentó una usuaria de Twitter. “¡Qué comentario más descerebrado!”, escribió otra. “Dar a luz no te da fuerza, te deja estrías y un bebé. Lo que ha quedado claro es que el dinero no te hace inteligente”, sentenció una tercera.