Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


Ricky Martin no es un desconocido para la televisión.
En los inicios de su carrera protagonizó algunas telenovelas y obras de teatro en México. Después se dedicó por completo a su exitosa carrera musical, y ahora –muchos años después– regresa a la televisión en la ansiada American Crime Story: The Assassination of Gianni Versace, donde dará vida a Antonio D’Amico, la pareja de muchos años del diseñor de modas Gianni Versace. 
En una entrevista para Entertainment Weekly, el boricua reveló que después de haber trabajado con Ryan Murphy en Glee ansiaba volver a hacerlo porque –además– la historia de Gianni Versace era un episodio de la cultura pop que él mismo deseaba llevar a la pantalla.
“Vamos a llevar a la televisión una historia que habla acerca de la homofobia, odio, de la indiferencia. Me siento agradecido. Es tan voraz, honesta, dramática y triste, y al mismo tiempo muestra el amor entre Gianni y Antonio, y los 15 años que lucharon por su relación. Es algo sobre lo que realmente quería hablar”, dijo.
Para el cantante la historia no sólo es una meta cumplida, también un hecho muy especial en su vida personal.
“Es especial porque estoy hablando por muchas personas que no son escuchadas… Hay una escena donde Gianni está muy débil, a punto de caer en la playa. Yo lo toco y él me dice ‘¡No me toques! ¡Hay un paparazzi!’. Eso me llevó ochos años atrás, cuando estaba en el clóset. Me movió”, aseguró.
Este es su primer rol gay desde que se declarara abiertamente homosexual en 2010, y el cual requirió que el guapísimo artista hiciera algunas escenas de cama.
“Pensé que sería incómodo”, admitío. “La vergüenza surgió por un momento, pero de repente ya estaba desnudo en la cama, frente a 20 personas y otro actor que acababa de conocer ese mismo día. No estaba para nada nervioso. Al contrario, estaba listo para hacer lo que debía hacer”.
The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story se estrenará en 2018, y las expectativas crecen a un ritmo insólito.

Ricky Martin confiesa cómo se sintió en su primer papel gay en la TV



Ricky Martin no es un desconocido para la televisión.
En los inicios de su carrera protagonizó algunas telenovelas y obras de teatro en México. Después se dedicó por completo a su exitosa carrera musical, y ahora –muchos años después– regresa a la televisión en la ansiada American Crime Story: The Assassination of Gianni Versace, donde dará vida a Antonio D’Amico, la pareja de muchos años del diseñor de modas Gianni Versace. 
En una entrevista para Entertainment Weekly, el boricua reveló que después de haber trabajado con Ryan Murphy en Glee ansiaba volver a hacerlo porque –además– la historia de Gianni Versace era un episodio de la cultura pop que él mismo deseaba llevar a la pantalla.
“Vamos a llevar a la televisión una historia que habla acerca de la homofobia, odio, de la indiferencia. Me siento agradecido. Es tan voraz, honesta, dramática y triste, y al mismo tiempo muestra el amor entre Gianni y Antonio, y los 15 años que lucharon por su relación. Es algo sobre lo que realmente quería hablar”, dijo.
Para el cantante la historia no sólo es una meta cumplida, también un hecho muy especial en su vida personal.
“Es especial porque estoy hablando por muchas personas que no son escuchadas… Hay una escena donde Gianni está muy débil, a punto de caer en la playa. Yo lo toco y él me dice ‘¡No me toques! ¡Hay un paparazzi!’. Eso me llevó ochos años atrás, cuando estaba en el clóset. Me movió”, aseguró.
Este es su primer rol gay desde que se declarara abiertamente homosexual en 2010, y el cual requirió que el guapísimo artista hiciera algunas escenas de cama.
“Pensé que sería incómodo”, admitío. “La vergüenza surgió por un momento, pero de repente ya estaba desnudo en la cama, frente a 20 personas y otro actor que acababa de conocer ese mismo día. No estaba para nada nervioso. Al contrario, estaba listo para hacer lo que debía hacer”.
The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story se estrenará en 2018, y las expectativas crecen a un ritmo insólito.