El ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y el presidente del Frente Agropecuario del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Leonardo Faña, rehusaron reconciliarse durante la audiencia previa.
Faña fue demandado por Peralta después de haber asegurado en los medios que el ministro se benefició de una red mafiosa dedicada a la exportación de habichuelas.
La demanda de Peralta es por difamación e injuria y data del pasado 13 de junio.
Peralta pide que Faña sea condenado a seis meses de reclusión y al pago de una indemnización de seis millones de pesos por los daños causados. La audiencia fue aplazada para el 27 de julio.
A su salida del tribunal, Faña manifestó que está dispuesto a probar todo lo que dijo del Ministro y aseguró que no se retracta.
“No nos retractamos de ninguna manera, y lo que queremos es que sea un proceso rápido para que determinemos si yo tengo o no razón”, expresó.
Agregó que “si yo dije mentira, yo tengo que pagar las consecuencias. Ahora, si yo digo verdad, otro tiene que pagar las consecuencias”.
De su lado, Peralta explicó que demandó a Faña para “ponerle un freno a las mentiras y a las falsedades que se dicen impunemente”.
Dijo que, como servidor público, entiende que está expuesto a situaciones mediáticas, “pero esto tiene un límite, sobre todo cuando se llega a la difamación o peor aun cuando se llega a la injuria”.
Advirtió que actuará en éste y en todos los casos que la circunstancia lo requiera y que no descansará hasta que este asunto sea completamente aclarado.

PERALTA Y FAÑA REHUSAN CONCILIACIÓN; POSPONEN AUDIENCIA PARA EL 27 DE JULIO



El ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y el presidente del Frente Agropecuario del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Leonardo Faña, rehusaron reconciliarse durante la audiencia previa.
Faña fue demandado por Peralta después de haber asegurado en los medios que el ministro se benefició de una red mafiosa dedicada a la exportación de habichuelas.
La demanda de Peralta es por difamación e injuria y data del pasado 13 de junio.
Peralta pide que Faña sea condenado a seis meses de reclusión y al pago de una indemnización de seis millones de pesos por los daños causados. La audiencia fue aplazada para el 27 de julio.
A su salida del tribunal, Faña manifestó que está dispuesto a probar todo lo que dijo del Ministro y aseguró que no se retracta.
“No nos retractamos de ninguna manera, y lo que queremos es que sea un proceso rápido para que determinemos si yo tengo o no razón”, expresó.
Agregó que “si yo dije mentira, yo tengo que pagar las consecuencias. Ahora, si yo digo verdad, otro tiene que pagar las consecuencias”.
De su lado, Peralta explicó que demandó a Faña para “ponerle un freno a las mentiras y a las falsedades que se dicen impunemente”.
Dijo que, como servidor público, entiende que está expuesto a situaciones mediáticas, “pero esto tiene un límite, sobre todo cuando se llega a la difamación o peor aun cuando se llega a la injuria”.
Advirtió que actuará en éste y en todos los casos que la circunstancia lo requiera y que no descansará hasta que este asunto sea completamente aclarado.