Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


El papa Francisco dio un ultimátum a un grupo de sacerdotes en Nigeria que se niegan a aceptar el nombramiento de un obispo y los amenazó con retirarlos del ministerio.
Francisco recibió el 8 de junio en el Vaticano a una delegación de la diócesis Ahiara, donde los sacerdotes se han negado a aceptar el nombramiento del obispo local hecho en 2012 por el entonces papa Benedicto XVI.
El diario vaticano, L’Osservatore Romano, reportó que la dura orden que dio Francisco ayer fue “por el bien de la gente del Señor. El papa amenazó con suspender del ministerio a los sacerdotes si para el 9 de julio no manifiestan “total obediencia” a Francisco y aceptan el nombramiento del obispo Peter Okpaleke.
El pontífice dijo a la delegación nigeriana que estaba muy entristecido por la negativa de los sacerdotes a obedecer y descartó que las lealtades tribales sean la causa del rechazo.
África es uno de los continentes donde la Iglesia católica está creciendo.
Los fieles y el clero allí a menudo mezclan sus prácticas católicas con la cultura local, en contraste dinámico con las rutinas más tradicionales en Europa o América del Norte.
La decisión del Papa de poner fin a la desobediencia al Vaticano tiene como objetivo asegurar que la Iglesia en crecimiento siga siendo leal. Sus comentarios a la delegación visitante indicaron cuán peligroso ve cualquier rebelión contra la autoridad papal.
Aquellos sacerdotes que se oponen a que Okpaleke asuma su cargo “quieren destruir la Iglesia, lo cual no está permitido”, dijo Francisco.

PAPA FRANCISCO AMENAZA RETIRAR DEL CARGO A UN GRUPO DE SACERDOTES DE NIGERIA



El papa Francisco dio un ultimátum a un grupo de sacerdotes en Nigeria que se niegan a aceptar el nombramiento de un obispo y los amenazó con retirarlos del ministerio.
Francisco recibió el 8 de junio en el Vaticano a una delegación de la diócesis Ahiara, donde los sacerdotes se han negado a aceptar el nombramiento del obispo local hecho en 2012 por el entonces papa Benedicto XVI.
El diario vaticano, L’Osservatore Romano, reportó que la dura orden que dio Francisco ayer fue “por el bien de la gente del Señor. El papa amenazó con suspender del ministerio a los sacerdotes si para el 9 de julio no manifiestan “total obediencia” a Francisco y aceptan el nombramiento del obispo Peter Okpaleke.
El pontífice dijo a la delegación nigeriana que estaba muy entristecido por la negativa de los sacerdotes a obedecer y descartó que las lealtades tribales sean la causa del rechazo.
África es uno de los continentes donde la Iglesia católica está creciendo.
Los fieles y el clero allí a menudo mezclan sus prácticas católicas con la cultura local, en contraste dinámico con las rutinas más tradicionales en Europa o América del Norte.
La decisión del Papa de poner fin a la desobediencia al Vaticano tiene como objetivo asegurar que la Iglesia en crecimiento siga siendo leal. Sus comentarios a la delegación visitante indicaron cuán peligroso ve cualquier rebelión contra la autoridad papal.
Aquellos sacerdotes que se oponen a que Okpaleke asuma su cargo “quieren destruir la Iglesia, lo cual no está permitido”, dijo Francisco.