Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


El empresario dominicano Ángel Rondón, señalado como la persona que repartió los sobornos de Odebrecht en el país, ingresó hoy en la cárcel de Najayo, en la sureña provincia de San Cristóbal, donde cumplirá el año de prisión preventiva que le impuso un juez el pasado 7 de junio.
Rondón, representante comercial de la constructora en el país, es identificado por la Procuraduría dominicana como el intermediario a través del cual se concretaron los sobornos en la nación. El empresario fue trasladado a Najayo, donde se encuentran desde ayer otro siete implicados en este caso, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, desde el Palacio de Justicia de Santo Domingo, donde estaba recluido desde el 29 de mayo cuando fue detenido.
El 7 de junio el juez Francisco Ortega dictó un año de prisión preventiva para Rondón, que debió cumplir en la cárcel de La Victoria, la más hacinada del país.
Sin embargo, su familia solicitó el viernes pasado que no fuera enviado a esa prisión, alegando que temía por su integridad física, lo que fue acogido ayer por Ortega.
A través de un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR) dijo hoy que Ortega dispuso el traslado del imputado “tomando en cuenta la responsabilidad que tienen las autoridades de preservar la integridad física y la seguridad del imputado, dada la relevancia del caso”.
Rondón fue enviado a prisión junto a otros siete implicados en este caso, entre ellos, el ya exministro de Industria y Comercio Temístocles Montás y el presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal de oposición) y extitular del Senado, Andrés Bautista, quienes ingresaron ayer a prisión, y el diputado Ruddy González.
También están en la cárcel el exministro de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa, el abogado Conrado Pittaluga, el exvicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee) César Sánchez y el exfuncionario Máximo De Óleo.
Otros dos acusados, el extitular de la Cdeee Radhamés Segura y el exsenador y exdirector de Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) Roberto Rodríguez, fueron trasladados a sus domicilios, donde cumplirán nueve meses de arresto domiciliario.
Además, se dispuso fianza de 5 millones de pesos (105.700 dólares) para dos senadores del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y para un diputado del PRM, cuyas respectivas cámaras estudian si les retirarán la inmunidad parlamentaria, mientras que un último imputado se encuentra fuera del país.
La constructora brasileña admitió haber pagado 92 millones de dólares en sobornos en el país entre 2001 y 2014, período que abarca los Gobiernos de Hipólito Mejía (2000-2004), así como los de Leonel Fernández (2004-2012) y del actual mandatario, Danilo Medina, ambos del PLD.
Las detenciones en el país se produjeron poco después de que República Dominicana recibiera de Brasil los datos sobre los sobornos pagados por Odebrecht en el país, gracias a un acuerdo entre el Ministerio Público y la multinacional, que deberá pagar 184 millones de dólares, el doble de lo que entregó en sobornos para hacerse con contratos de obras públicas entre 2001 y 2014.
Con este acuerdo, Odebrecht se comprometió a revelar los nombres de los beneficiados, a cambio de que sus empleados no sean enjuiciados en este país caribeño.

ÁNGEL RONDÓN INGRESA EN CÁRCEL NAJAYO EN MEDIO DE AMPLIAS MEDIDAS SEGURIDAD



El empresario dominicano Ángel Rondón, señalado como la persona que repartió los sobornos de Odebrecht en el país, ingresó hoy en la cárcel de Najayo, en la sureña provincia de San Cristóbal, donde cumplirá el año de prisión preventiva que le impuso un juez el pasado 7 de junio.
Rondón, representante comercial de la constructora en el país, es identificado por la Procuraduría dominicana como el intermediario a través del cual se concretaron los sobornos en la nación. El empresario fue trasladado a Najayo, donde se encuentran desde ayer otro siete implicados en este caso, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, desde el Palacio de Justicia de Santo Domingo, donde estaba recluido desde el 29 de mayo cuando fue detenido.
El 7 de junio el juez Francisco Ortega dictó un año de prisión preventiva para Rondón, que debió cumplir en la cárcel de La Victoria, la más hacinada del país.
Sin embargo, su familia solicitó el viernes pasado que no fuera enviado a esa prisión, alegando que temía por su integridad física, lo que fue acogido ayer por Ortega.
A través de un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR) dijo hoy que Ortega dispuso el traslado del imputado “tomando en cuenta la responsabilidad que tienen las autoridades de preservar la integridad física y la seguridad del imputado, dada la relevancia del caso”.
Rondón fue enviado a prisión junto a otros siete implicados en este caso, entre ellos, el ya exministro de Industria y Comercio Temístocles Montás y el presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal de oposición) y extitular del Senado, Andrés Bautista, quienes ingresaron ayer a prisión, y el diputado Ruddy González.
También están en la cárcel el exministro de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa, el abogado Conrado Pittaluga, el exvicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee) César Sánchez y el exfuncionario Máximo De Óleo.
Otros dos acusados, el extitular de la Cdeee Radhamés Segura y el exsenador y exdirector de Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) Roberto Rodríguez, fueron trasladados a sus domicilios, donde cumplirán nueve meses de arresto domiciliario.
Además, se dispuso fianza de 5 millones de pesos (105.700 dólares) para dos senadores del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y para un diputado del PRM, cuyas respectivas cámaras estudian si les retirarán la inmunidad parlamentaria, mientras que un último imputado se encuentra fuera del país.
La constructora brasileña admitió haber pagado 92 millones de dólares en sobornos en el país entre 2001 y 2014, período que abarca los Gobiernos de Hipólito Mejía (2000-2004), así como los de Leonel Fernández (2004-2012) y del actual mandatario, Danilo Medina, ambos del PLD.
Las detenciones en el país se produjeron poco después de que República Dominicana recibiera de Brasil los datos sobre los sobornos pagados por Odebrecht en el país, gracias a un acuerdo entre el Ministerio Público y la multinacional, que deberá pagar 184 millones de dólares, el doble de lo que entregó en sobornos para hacerse con contratos de obras públicas entre 2001 y 2014.
Con este acuerdo, Odebrecht se comprometió a revelar los nombres de los beneficiados, a cambio de que sus empleados no sean enjuiciados en este país caribeño.