Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo
(TODOEXITO.NET) Pareja de Quirinito niega fuera detenida dice que fue a la Procuraduría a entregar documentos (TODOEXITO.NET) Índice de la Actividad Manufacturera se coloca por debajo de 50 puntos (TODOEXITO.NET) Empieza mañana XII Congreso Dominicano de Historia “El Caribe en el siglo XVII” (TODOEXITO.NET) Madre recibe RD$54 mil de ayuda, pero trasplante a su bebé cuesta RD$6 millones (TODOEXITO.NET) Aumentan a 530 los fallecidos en el terremoto de Irán ( TODOEXITO.NET) Inglés detenido por muerte de dos holandeses en El Seibo sería deportado en las próximas horas (TODOEXITO.NET) Adrian Beltré: “Sé que tengo que trabajar todos los días para ser mejor que cualquiera que esté cerca de mí” (TODOEXITO.NET) Reporte del FBI: Suben crímenes de odio por segundo año consecutivo. somos Grup.Martmarg


El Festival de Cannes anunció hoy que a partir del año próximo no tolerará la excepción que ha terminado aceptando en esta edición con la plataforma digital Netflix, y todas las películas que compitan tendrán que ser estrenadas en salas comerciales francesas.
“A partir de ahora cualquier película que quiera competir en Cannes tendrá que comprometerse previamente a ser distribuida en las salas francesas”, y eso se aplicará “desde la edición de 2018”, indicaron los organizadores en un comunicado.
En la de este año, que se celebra del 17 al 28 de mayo, las dos cintas de Netflix -“Okja”, de Bong Joon Ho, y “The Meyerowitz Stories”, de Noah Baumbach- podrán disputar la Palma de Oro, aunque de forma excepcional, y eso aunque la empresa solo las va a distribuir por su plataforma digital.
El festival confirmó que estarán “en la selección oficial y en competición, tal y como ya se había anunciado el 13 de abril”, en respuesta a los “rumores” sobre la exclusión de ambas cintas.
Explicó que pidió a Netflix, “en vano, que aceptara que las dos películas puedan exhibirse para los espectadores en general en las salas de cine francesas y no solo para sus abonados”, y deploró no haber podido llegar a ningún acuerdo con la compañía.
Aunque el certamen saludó la llegada de un nuevo operador como Netflix que ha “decidido invertir en el cine”, insistió en su apoyo “al modo de explotación tradicional del cine en Francia y en el mundo”, es decir, a que se estrenen en las salas de cine comerciales para que puedan ser vistas por todo el público.
El Festival de Cannes dijo haber entendido la “inquietud” que han generado estas dos películas, y por eso impondrá la regla del estreno en los cines desde el año próximo.
La Federación Nacional de los Cines Franceses (FNCF) ya había planteado sus dudas sobre la difusión de las dos cintas de Netflix, ya que si ambas fuesen difundidas de forma simultánea en internet y en las salas podrían ser susceptibles de sanciones por parte del Centro Nacional de Cinematografía (CNC).
La FNCF se quejó, además, de que Netflix acabe de cerrar sus oficinas en Francia y que “desde hace años esquiva la normativa francesa y las reglas fiscales” que son las que permiten que existan “la mayoría de filmes franceses y extranjeros de la selección oficial”.

A partir del 2018 Cannes no permitirá que compitan filmes que no se estrenen en sala



El Festival de Cannes anunció hoy que a partir del año próximo no tolerará la excepción que ha terminado aceptando en esta edición con la plataforma digital Netflix, y todas las películas que compitan tendrán que ser estrenadas en salas comerciales francesas.
“A partir de ahora cualquier película que quiera competir en Cannes tendrá que comprometerse previamente a ser distribuida en las salas francesas”, y eso se aplicará “desde la edición de 2018”, indicaron los organizadores en un comunicado.
En la de este año, que se celebra del 17 al 28 de mayo, las dos cintas de Netflix -“Okja”, de Bong Joon Ho, y “The Meyerowitz Stories”, de Noah Baumbach- podrán disputar la Palma de Oro, aunque de forma excepcional, y eso aunque la empresa solo las va a distribuir por su plataforma digital.
El festival confirmó que estarán “en la selección oficial y en competición, tal y como ya se había anunciado el 13 de abril”, en respuesta a los “rumores” sobre la exclusión de ambas cintas.
Explicó que pidió a Netflix, “en vano, que aceptara que las dos películas puedan exhibirse para los espectadores en general en las salas de cine francesas y no solo para sus abonados”, y deploró no haber podido llegar a ningún acuerdo con la compañía.
Aunque el certamen saludó la llegada de un nuevo operador como Netflix que ha “decidido invertir en el cine”, insistió en su apoyo “al modo de explotación tradicional del cine en Francia y en el mundo”, es decir, a que se estrenen en las salas de cine comerciales para que puedan ser vistas por todo el público.
El Festival de Cannes dijo haber entendido la “inquietud” que han generado estas dos películas, y por eso impondrá la regla del estreno en los cines desde el año próximo.
La Federación Nacional de los Cines Franceses (FNCF) ya había planteado sus dudas sobre la difusión de las dos cintas de Netflix, ya que si ambas fuesen difundidas de forma simultánea en internet y en las salas podrían ser susceptibles de sanciones por parte del Centro Nacional de Cinematografía (CNC).
La FNCF se quejó, además, de que Netflix acabe de cerrar sus oficinas en Francia y que “desde hace años esquiva la normativa francesa y las reglas fiscales” que son las que permiten que existan “la mayoría de filmes franceses y extranjeros de la selección oficial”.