Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo
(TODOEXITO.NET) Pareja de Quirinito niega fuera detenida dice que fue a la Procuraduría a entregar documentos (TODOEXITO.NET) Índice de la Actividad Manufacturera se coloca por debajo de 50 puntos (TODOEXITO.NET) Empieza mañana XII Congreso Dominicano de Historia “El Caribe en el siglo XVII” (TODOEXITO.NET) Madre recibe RD$54 mil de ayuda, pero trasplante a su bebé cuesta RD$6 millones (TODOEXITO.NET) Aumentan a 530 los fallecidos en el terremoto de Irán ( TODOEXITO.NET) Inglés detenido por muerte de dos holandeses en El Seibo sería deportado en las próximas horas (TODOEXITO.NET) Adrian Beltré: “Sé que tengo que trabajar todos los días para ser mejor que cualquiera que esté cerca de mí” (TODOEXITO.NET) Reporte del FBI: Suben crímenes de odio por segundo año consecutivo. somos Grup.Martmarg


WASHINGTON. Los intentos de ingreso ilegales de inmigrantes a Estados Unidos experimentaron una reducción “dramática” en los dos últimos meses, aseguró este miércoles el secretario de Seguridad Interna, John Kelly, ante una comisión del Senado.
De acuerdo con Kelly, el número de inmigrantes no autorizados interceptados en la región de frontera cayó a 16.600 en marzo, una caída de 30% con relación a febrero y de 64% con relación a marzo del año pasado.
“Hemos visto una caída increíble en el número de inmigrantes venidos desde América Central. En particular, hemos visto una reducción dramática en el número de familias, en el número de niños”, dijo Kelly ante la Comisión de Seguridad Interna en el Senado.
Esta reducción en los números se verifica después de un evidente refuerzo de las operaciones de arresto y deportación de inmigrantes en situación irregular en el país, como el presidente Donald Trump había prometido en su campaña electoral.
Trump prometió en su campaña identificar y expulsar del país a todos los inmigrantes en situación irregular, un contingente que alcanzaría nada menos que unos 11 millones de personas.
Cerca, en vez de muro
En su testimonio ante los senadores, sin embargo, Kelly admitió que otra de las promesas de Trump, la de construir un muro gigantesco en la frontera entre Estados Unidos y México, podría no ser cumplida, ya que podría ser substituida por una cerca o algún otro dispositivo tecnológico.
“Sólo diré que es improbable que construyamos un muro o una barrera física de una costa a la otra, pero es muy probable que la pongamos donde los hombres y mujeres (de la seguridad fronteriza) me digan que debemos ponerla”, señaló.
En la campaña, Trump no apenas había prometido la construcción del gigantesco muro sino que además aseguró que la cuenta por la faraónica obra sería enviada al gobierno mexicano.
Desde su llegada a la Casa Blanca, sin embargo, Trump se encontró con problemas para explicar cómo se financiará la obra, pero Kelly sugirió este miércoles que el propio mandatario le dio instrucciones suficientemente flexibles sobre cómo cumplir esa promesa.
De acuerdo con Kelly, los propios agentes fronterizos “señalan que si no podemos tener un muro de una costa a la otra que sirva como barrera, la tecnología podrá funcionar en lugares que ellos han identificado, y haremos eso”, dijo en referencia a otras alternativas de seguridad, como drones.
Al ser consultado si el presidente Trump estaba de acuerdo con la implementación de una cerca en vez del muro prometido, Kelly dijo que las instrucciones que recibió son suficientemente claras.
“El presidente me dijo: ‘Kelly, hazlo’”, afirmó el funcionario, para añadir que con esa instrucción “tengo suficiente espacio de maniobra”. “Precisamos proteger la frontera sur en una forma que tenga sentido”.
Por eso, expresó Kelly, “no tengo dudas de que iré a él, y le diré: ‘Mire, jefe, aquí tiene sentido un muro, aquí tiene sentido una cerca, aquí tiene sentido un dispositivo tecnológico’. Y no tengo dudas de que me pedirá que lo haga”.
En la sesión, la senadora Claire McCaskill dijo que era necesario que el gobierno estadounidense abandone la retórica sobre el muro y la cuenta que enviará a México.
“Eso es vergonzoso. No va a ocurrir. Todo el mundo en el Congreso sabe que eso no va a ocurrir. Parece que el único que no quiere decirlo en voz alta es el presidente Trump”, expresó.
En cualquier escenario, México ya descartó de plano cualquier posibilidad de pagar cualquier costo relacionado con esa obra.

Reducción “dramática” en llegada de inmigrantes ilegales a EE.UU.



WASHINGTON. Los intentos de ingreso ilegales de inmigrantes a Estados Unidos experimentaron una reducción “dramática” en los dos últimos meses, aseguró este miércoles el secretario de Seguridad Interna, John Kelly, ante una comisión del Senado.
De acuerdo con Kelly, el número de inmigrantes no autorizados interceptados en la región de frontera cayó a 16.600 en marzo, una caída de 30% con relación a febrero y de 64% con relación a marzo del año pasado.
“Hemos visto una caída increíble en el número de inmigrantes venidos desde América Central. En particular, hemos visto una reducción dramática en el número de familias, en el número de niños”, dijo Kelly ante la Comisión de Seguridad Interna en el Senado.
Esta reducción en los números se verifica después de un evidente refuerzo de las operaciones de arresto y deportación de inmigrantes en situación irregular en el país, como el presidente Donald Trump había prometido en su campaña electoral.
Trump prometió en su campaña identificar y expulsar del país a todos los inmigrantes en situación irregular, un contingente que alcanzaría nada menos que unos 11 millones de personas.
Cerca, en vez de muro
En su testimonio ante los senadores, sin embargo, Kelly admitió que otra de las promesas de Trump, la de construir un muro gigantesco en la frontera entre Estados Unidos y México, podría no ser cumplida, ya que podría ser substituida por una cerca o algún otro dispositivo tecnológico.
“Sólo diré que es improbable que construyamos un muro o una barrera física de una costa a la otra, pero es muy probable que la pongamos donde los hombres y mujeres (de la seguridad fronteriza) me digan que debemos ponerla”, señaló.
En la campaña, Trump no apenas había prometido la construcción del gigantesco muro sino que además aseguró que la cuenta por la faraónica obra sería enviada al gobierno mexicano.
Desde su llegada a la Casa Blanca, sin embargo, Trump se encontró con problemas para explicar cómo se financiará la obra, pero Kelly sugirió este miércoles que el propio mandatario le dio instrucciones suficientemente flexibles sobre cómo cumplir esa promesa.
De acuerdo con Kelly, los propios agentes fronterizos “señalan que si no podemos tener un muro de una costa a la otra que sirva como barrera, la tecnología podrá funcionar en lugares que ellos han identificado, y haremos eso”, dijo en referencia a otras alternativas de seguridad, como drones.
Al ser consultado si el presidente Trump estaba de acuerdo con la implementación de una cerca en vez del muro prometido, Kelly dijo que las instrucciones que recibió son suficientemente claras.
“El presidente me dijo: ‘Kelly, hazlo’”, afirmó el funcionario, para añadir que con esa instrucción “tengo suficiente espacio de maniobra”. “Precisamos proteger la frontera sur en una forma que tenga sentido”.
Por eso, expresó Kelly, “no tengo dudas de que iré a él, y le diré: ‘Mire, jefe, aquí tiene sentido un muro, aquí tiene sentido una cerca, aquí tiene sentido un dispositivo tecnológico’. Y no tengo dudas de que me pedirá que lo haga”.
En la sesión, la senadora Claire McCaskill dijo que era necesario que el gobierno estadounidense abandone la retórica sobre el muro y la cuenta que enviará a México.
“Eso es vergonzoso. No va a ocurrir. Todo el mundo en el Congreso sabe que eso no va a ocurrir. Parece que el único que no quiere decirlo en voz alta es el presidente Trump”, expresó.
En cualquier escenario, México ya descartó de plano cualquier posibilidad de pagar cualquier costo relacionado con esa obra.