Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


LIMA, Perú. La policía peruana capturó este lunes a un empresario israelí por presuntamente haber participado en sobornos para que la empresa brasileña Odebrecht ganara una licitación vial en Perú.
El empresario israelí Gil Shavit “fue detenido por la policía anticorrupción en el aeropuerto Jorge Chávez cuando pretendía salir del país”, dijo a la AFP una fuente de la Dirección de Información de la Policía.
Su detención se efectuó como parte de una investigación de la fiscalía sobre los presuntos pagos de sobornos de Odebrecht, a cambio de obtener obras públicas en Perú.
Shavit es acusado de haber facilitado que Odebrecht obtuviera la licitación del proyecto vial Costa Verde del Callao, una vía rápida de seis carriles de cinco kilómetros que se construye en un tramo de la ribera de la bahía de Lima.
El ciudadano israelí había sido citado a declarar a la fiscalía para dar su testimonio sobre su relación con el expresidente Alejandro Toledo.
En el marco de la investigación del Callao, la vivienda del gobernador de esa provincia, Félix Moreno, fue allanada por policía y fiscales, en busca de documentos sobre presuntas irregularidades.
Toledo es acusado de haber recibido una coima de 20 millones de dólares para otorgar a la empresa brasileña la concesión de la construcción de la carretera interoceánica, entre Brasil y Perú, inaugurada en 2006.
Un juez pidió prisión preventiva de 18 meses para Toledo, quien reside en California, en Estados Unidos, donde trabaja como investigador en la Universidad de Stanford. Perú gestiona su extradición desde hace más de un mes.
La fiscalía ha enviado a prisión preventiva hasta el momento a cuatro exfuncionarios del gobierno de Alan García (2006-2011) por supuestamente recibir un soborno de siete millones de dólares a cambio de favorecer a Odebrecht con la obra de la Línea 1 del Metro de Lima.
Odebrecht, involucrada en una trama de corrupción que ha afectado a varios países latinoamericanos, afirmó haber pagado 29 millones de dólares en Perú a cambio de obras públicas entre 2005 y 2014 durante los gobiernos de Toledo (2001-2006), Alan García y Ollanta Humala (2011-2016).

Otro detenido en Perú por sobornos de Odebrecht



LIMA, Perú. La policía peruana capturó este lunes a un empresario israelí por presuntamente haber participado en sobornos para que la empresa brasileña Odebrecht ganara una licitación vial en Perú.
El empresario israelí Gil Shavit “fue detenido por la policía anticorrupción en el aeropuerto Jorge Chávez cuando pretendía salir del país”, dijo a la AFP una fuente de la Dirección de Información de la Policía.
Su detención se efectuó como parte de una investigación de la fiscalía sobre los presuntos pagos de sobornos de Odebrecht, a cambio de obtener obras públicas en Perú.
Shavit es acusado de haber facilitado que Odebrecht obtuviera la licitación del proyecto vial Costa Verde del Callao, una vía rápida de seis carriles de cinco kilómetros que se construye en un tramo de la ribera de la bahía de Lima.
El ciudadano israelí había sido citado a declarar a la fiscalía para dar su testimonio sobre su relación con el expresidente Alejandro Toledo.
En el marco de la investigación del Callao, la vivienda del gobernador de esa provincia, Félix Moreno, fue allanada por policía y fiscales, en busca de documentos sobre presuntas irregularidades.
Toledo es acusado de haber recibido una coima de 20 millones de dólares para otorgar a la empresa brasileña la concesión de la construcción de la carretera interoceánica, entre Brasil y Perú, inaugurada en 2006.
Un juez pidió prisión preventiva de 18 meses para Toledo, quien reside en California, en Estados Unidos, donde trabaja como investigador en la Universidad de Stanford. Perú gestiona su extradición desde hace más de un mes.
La fiscalía ha enviado a prisión preventiva hasta el momento a cuatro exfuncionarios del gobierno de Alan García (2006-2011) por supuestamente recibir un soborno de siete millones de dólares a cambio de favorecer a Odebrecht con la obra de la Línea 1 del Metro de Lima.
Odebrecht, involucrada en una trama de corrupción que ha afectado a varios países latinoamericanos, afirmó haber pagado 29 millones de dólares en Perú a cambio de obras públicas entre 2005 y 2014 durante los gobiernos de Toledo (2001-2006), Alan García y Ollanta Humala (2011-2016).