Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo
(TODOEXITO.NET) Pareja de Quirinito niega fuera detenida dice que fue a la Procuraduría a entregar documentos (TODOEXITO.NET) Índice de la Actividad Manufacturera se coloca por debajo de 50 puntos (TODOEXITO.NET) Empieza mañana XII Congreso Dominicano de Historia “El Caribe en el siglo XVII” (TODOEXITO.NET) Madre recibe RD$54 mil de ayuda, pero trasplante a su bebé cuesta RD$6 millones (TODOEXITO.NET) Aumentan a 530 los fallecidos en el terremoto de Irán ( TODOEXITO.NET) Inglés detenido por muerte de dos holandeses en El Seibo sería deportado en las próximas horas (TODOEXITO.NET) Adrian Beltré: “Sé que tengo que trabajar todos los días para ser mejor que cualquiera que esté cerca de mí” (TODOEXITO.NET) Reporte del FBI: Suben crímenes de odio por segundo año consecutivo. somos Grup.Martmarg


Washington. . Miles de personas protestaron hoy en más de 100 marchas por ciudades de todo Estados Unidos para exigir al presidente, Donald Trump, que publique sus declaraciones de impuestos como hicieron sus predecesores.
El movimiento “Marcha de los impuestos” convocó estas manifestaciones coincidiendo con el día en que tradicionalmente termina el plazo de la declaración fiscal en EE.UU., aunque este año se movió al martes 18 al caer en sábado y por un festivo local que Washington celebra el lunes.
La más multitudinaria fue la de Washington, la capital, que discurrió entre el Capitolio, sede del Congreso, y el monumento a Lincoln, pero también se vieron centenares de personas en las protestas de Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Seattle y Austin.
Solo hubo incidentes en Berkely (California), donde 15 personas fueron arrestadas y dos resultaron heridas en varias peleas entre seguidores y detractores de Trump en dos manifestaciones contrarias que discurrían por el centro de la ciudad.
La Policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar las peleas, en las que incluso se había arrojado un petardo contra la multitud, e informó de que requisó algunos objetos prohibidos como un cuchillo, cascos, palos y una pistola falsa.
Berkely fue así de nuevo, como ocurrió ya el pasado mes y en otras ocasiones, lugar de incidentes en unas protestas que generalmente tienen un tono pacífico en el resto del país.
En la movilización nacional de hoy, como en las que se vienen sucediendo contra Trump desde su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero, las propiedades que llevan su nombre en todo el país se convirtieron en parada obligatoria de las marchas.
Entre el Capitolio y la Casa Blanca está uno de los hoteles Trump, donde los manifestantes de Washington, llegados incluso de otros estados como Carolina del Norte, se detuvieron para protestar al grito de “vergüenza, vergüenza”.
En los carteles que portaban, abundaban mensajes como “Impuestos para los ricos”, “Agarradlo por los impuestos”, “Enséñame el dinero”, “Publica tus impuestos” o “Tiene el dinero escondido bajo el tupé”.
Una de las imágenes comunes a todas las movilizaciones fue un “Trump pollo” hinchable gigante, con pelo dorado que imita al del presidente, para visualizar el mensaje de que “no se atreve”, “es un gallina”, a publicar sus impuestos.
Kevin y Mark, dos jóvenes que hoy se manifestaron en Washington, explicaron a Efe que la protesta va más allá de pedir a Trump que revele sus impuestos, porque también reclaman un Gobierno transparente en términos generales.
La congresista demócrata Maxine Waters se dirigió a los manifestantes durante la marcha de la capital y criticó que Trump “se gaste” los impuestos de los contribuyentes en sus frecuentes escapadas de fin de semana a su lujoso complejo Mar-a-Lago, en Florida, que el presidente llama “la Casa Blanca de invierno”.
En Nueva York, se congregaron centenares de personas con carteles, chapas y muñecos a semejanza de Trump en el céntrico Bryant Park, desde donde partió la marcha hacia la Torre Trump.
“No creo que esto vaya a hacerle publicar las declaraciones de impuestos, pero es importante para el creciente movimiento contra lo que pasa en nuestro país que nos juntemos y nos hagamos oír”, dijo a Efe en esa marcha la psicoterapeuta Rebecca Windmiller.
Los activistas de Florida convocaron decenas de marchas en el estado, la más destacada la que discurrió, con 700 personas según los organizadores, desde los condominios Trump Plaza de West Palm Beach hasta la entrada del complejo Mar-a-Lago del presidente, donde pasa este fin de semana con su familia.
Trump no ha respondido por el momento a las protestas y de su actividad de hoy solo ha trascendido que pasó la mañana jugando al golf, como es habitual cada vez que visita su “Casa Blanca del sur”
o “de invierno”, como llama a Mar-a-Lago.
El movimiento “Marcha de los impuestos” pide “transparencia” y denuncia que, “a pesar de la intensa presión pública”, Trump todavía no ha publicado sus declaraciones de impuestos “rompiendo con 40 años de precedentes”, en los que todos los candidatos a la Casa Blanca lo hicieron, según explica el manifiesto de su página web.
Rechazan que la excusa del Gobierno de Trump sea “que a la gente no le importa” y recuerdan que una encuesta de ABC y el Washington Post mostró que el 74 % de los estadounidenses, más de la mitad republicanos, quiere conocer el historial fiscal del presidente.
“A nosotros nos importa. Sin ver sus declaraciones de impuestos no tenemos ni idea de lo que está escondiendo, ¿acuerdos comerciales en la sombra?, ¿lazos financieros con otros países?, ¿conflicto de interés?”, se preguntan.
Cristina García Casado

Miles de personas protestan en EE.UU. para que Trump publique sus impuestos



Washington. . Miles de personas protestaron hoy en más de 100 marchas por ciudades de todo Estados Unidos para exigir al presidente, Donald Trump, que publique sus declaraciones de impuestos como hicieron sus predecesores.
El movimiento “Marcha de los impuestos” convocó estas manifestaciones coincidiendo con el día en que tradicionalmente termina el plazo de la declaración fiscal en EE.UU., aunque este año se movió al martes 18 al caer en sábado y por un festivo local que Washington celebra el lunes.
La más multitudinaria fue la de Washington, la capital, que discurrió entre el Capitolio, sede del Congreso, y el monumento a Lincoln, pero también se vieron centenares de personas en las protestas de Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Seattle y Austin.
Solo hubo incidentes en Berkely (California), donde 15 personas fueron arrestadas y dos resultaron heridas en varias peleas entre seguidores y detractores de Trump en dos manifestaciones contrarias que discurrían por el centro de la ciudad.
La Policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar las peleas, en las que incluso se había arrojado un petardo contra la multitud, e informó de que requisó algunos objetos prohibidos como un cuchillo, cascos, palos y una pistola falsa.
Berkely fue así de nuevo, como ocurrió ya el pasado mes y en otras ocasiones, lugar de incidentes en unas protestas que generalmente tienen un tono pacífico en el resto del país.
En la movilización nacional de hoy, como en las que se vienen sucediendo contra Trump desde su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero, las propiedades que llevan su nombre en todo el país se convirtieron en parada obligatoria de las marchas.
Entre el Capitolio y la Casa Blanca está uno de los hoteles Trump, donde los manifestantes de Washington, llegados incluso de otros estados como Carolina del Norte, se detuvieron para protestar al grito de “vergüenza, vergüenza”.
En los carteles que portaban, abundaban mensajes como “Impuestos para los ricos”, “Agarradlo por los impuestos”, “Enséñame el dinero”, “Publica tus impuestos” o “Tiene el dinero escondido bajo el tupé”.
Una de las imágenes comunes a todas las movilizaciones fue un “Trump pollo” hinchable gigante, con pelo dorado que imita al del presidente, para visualizar el mensaje de que “no se atreve”, “es un gallina”, a publicar sus impuestos.
Kevin y Mark, dos jóvenes que hoy se manifestaron en Washington, explicaron a Efe que la protesta va más allá de pedir a Trump que revele sus impuestos, porque también reclaman un Gobierno transparente en términos generales.
La congresista demócrata Maxine Waters se dirigió a los manifestantes durante la marcha de la capital y criticó que Trump “se gaste” los impuestos de los contribuyentes en sus frecuentes escapadas de fin de semana a su lujoso complejo Mar-a-Lago, en Florida, que el presidente llama “la Casa Blanca de invierno”.
En Nueva York, se congregaron centenares de personas con carteles, chapas y muñecos a semejanza de Trump en el céntrico Bryant Park, desde donde partió la marcha hacia la Torre Trump.
“No creo que esto vaya a hacerle publicar las declaraciones de impuestos, pero es importante para el creciente movimiento contra lo que pasa en nuestro país que nos juntemos y nos hagamos oír”, dijo a Efe en esa marcha la psicoterapeuta Rebecca Windmiller.
Los activistas de Florida convocaron decenas de marchas en el estado, la más destacada la que discurrió, con 700 personas según los organizadores, desde los condominios Trump Plaza de West Palm Beach hasta la entrada del complejo Mar-a-Lago del presidente, donde pasa este fin de semana con su familia.
Trump no ha respondido por el momento a las protestas y de su actividad de hoy solo ha trascendido que pasó la mañana jugando al golf, como es habitual cada vez que visita su “Casa Blanca del sur”
o “de invierno”, como llama a Mar-a-Lago.
El movimiento “Marcha de los impuestos” pide “transparencia” y denuncia que, “a pesar de la intensa presión pública”, Trump todavía no ha publicado sus declaraciones de impuestos “rompiendo con 40 años de precedentes”, en los que todos los candidatos a la Casa Blanca lo hicieron, según explica el manifiesto de su página web.
Rechazan que la excusa del Gobierno de Trump sea “que a la gente no le importa” y recuerdan que una encuesta de ABC y el Washington Post mostró que el 74 % de los estadounidenses, más de la mitad republicanos, quiere conocer el historial fiscal del presidente.
“A nosotros nos importa. Sin ver sus declaraciones de impuestos no tenemos ni idea de lo que está escondiendo, ¿acuerdos comerciales en la sombra?, ¿lazos financieros con otros países?, ¿conflicto de interés?”, se preguntan.
Cristina García Casado