Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


BERLÍN, Alemania. El gobierno alemán adoptó este miércoles un proyecto de ley que prohíbe el matrimonio de menores, un fenómeno marginal pero que se ha reavivado con la llegada de un millón de refugiados en dos años.
Este proyecto de ley, del ministro socialdemócrata de Justicia, Heiko Maas, y adoptado por el Consejo de Ministros, pretende proteger mejor a los niños víctimas de uniones forzosas, en particular a las niñas y a las adolescentes casadas con hombres mayores que ellas.
La nueva legislación se aplicará también a los matrimonios de menores contraídos legalmente en el extranjero y establece que una joven pueda ocasionalmente separarse de su marido para ser confiada a los servicios sociales.
“Los niños no tienen que pasar por el ayuntamiento o ante un altar”, consideró el ministro en una declaración.
“Es necesario un refuerzo de las disposiciones legales actuales, en particular con respecto a las uniones contraídas en el extranjero”, añadió. “No debemos tolerar matrimonios que obstaculizan el desarrollo de los menores”, aseguró.
Concretamente, los matrimonios contraídos en el extranjero que implican a adolescentes de menos de 16 años serán considerados no válidos y los de jóvenes de 16 o 17 años podrán ser anulados por los tribunales de asuntos familiares.
Se prevén multas en los casos de menores de edad casados religiosamente o tradicionalmente.
Sin embargo, el problema de los matrimonios de menores es muy limitado en Alemania, pese a la llegada en dos años de más de un millón de refugiados, provenientes a menudo de países donde se practican estas uniones.
Hasta ahora, en Alemania, la edad legal para contraer matrimonio es de 18 años, pero se pueden hacer excepciones si uno de los cónyuges ya ha cumplido 16 años y el otro tiene más de 18.

Alemania prohíbe el matrimonio de menores



BERLÍN, Alemania. El gobierno alemán adoptó este miércoles un proyecto de ley que prohíbe el matrimonio de menores, un fenómeno marginal pero que se ha reavivado con la llegada de un millón de refugiados en dos años.
Este proyecto de ley, del ministro socialdemócrata de Justicia, Heiko Maas, y adoptado por el Consejo de Ministros, pretende proteger mejor a los niños víctimas de uniones forzosas, en particular a las niñas y a las adolescentes casadas con hombres mayores que ellas.
La nueva legislación se aplicará también a los matrimonios de menores contraídos legalmente en el extranjero y establece que una joven pueda ocasionalmente separarse de su marido para ser confiada a los servicios sociales.
“Los niños no tienen que pasar por el ayuntamiento o ante un altar”, consideró el ministro en una declaración.
“Es necesario un refuerzo de las disposiciones legales actuales, en particular con respecto a las uniones contraídas en el extranjero”, añadió. “No debemos tolerar matrimonios que obstaculizan el desarrollo de los menores”, aseguró.
Concretamente, los matrimonios contraídos en el extranjero que implican a adolescentes de menos de 16 años serán considerados no válidos y los de jóvenes de 16 o 17 años podrán ser anulados por los tribunales de asuntos familiares.
Se prevén multas en los casos de menores de edad casados religiosamente o tradicionalmente.
Sin embargo, el problema de los matrimonios de menores es muy limitado en Alemania, pese a la llegada en dos años de más de un millón de refugiados, provenientes a menudo de países donde se practican estas uniones.
Hasta ahora, en Alemania, la edad legal para contraer matrimonio es de 18 años, pero se pueden hacer excepciones si uno de los cónyuges ya ha cumplido 16 años y el otro tiene más de 18.