Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


SANTO DOMINGO. Tal y como acordó ayer viernes con el ministro de Medio Ambiente, la empresa administradora del vertedero de Duquesa, Lajún Corporation, continúa recibiendo los camiones de basura de los ayuntamientos del Gran Santo Domingo, aunque brindando un servicio considerado “ineficiente”.
Los choferes de los camiones y los supervisores sostienen que la compañía lo hace adrede, con el fin de seguir presionando el aumento del precio de las tarifas por depósito de basura y el pago de facturas vencidas.
“Solo están operando dentro del vertedero con un tractor, en vez de tres, como lo hacen normalmente. Ese es básicamente el principal problema ahora mismo, no es otra cosa”, indica uno de los fiscalizadores, cuya identidad prefiere que se omita.
Explica que, como solo se utiliza uno de estos equipos, entonces el proceso de vaciado de los vehículos llenos de basura se hace mucho más largo: una hora o más, cuando normalmente, si operan tres tractores, se hace en 15 o 20 minutos.
Siendo así, los camiones tienen que hacer largos turnos dentro y fuera de Duquesa.
José, un chofer del Ayuntamiento del Distrito Nacional, ilustra la difícil situación para concluir el proceso de limpieza de la ciudad con su caso.
Llegó a las 3:30 de la mañana en su camión repleto de basura, con la esperanza de ser de los primeros en terminar su jornada laboral.
Pero Lajún se levantó un poco tarde: inició sus operaciones a las 8:30 a.m., cuando estaba supuesta a hacerlo media hora antes.
Pudo entrar al vertedero a eso de las 9:00 a.m. y ya daba cerca del mediodía cuando por fin logró salir.
La situación, según explican los supervisores de los cabildos, empezó a complicarse a media mañana de este sábado, a eso de las 10:30 a.m., cuando de repente y sin explicar razón, dejaron operando uno solo de los tractores.
El día había iniciado con una eficiencia similar a la que se vivió ayer, cuando el ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, se acercó a la administración de Lajún Corporation para convencerla de brindar sus servicio hasta las 8:00 de la noche de lunes a viernes y también durante este fin de semana, en lo que se llega a un acuerdo con los alcaldes.
“Ayer con el ministro hicieron un aparataje. Esa fila que llegaba casi al cementerio la vaciaron en menos de media hora. Vino el ministro, ahí no había un vehículo. Al ministro lo engañaron, pero bien engañado”, se queja uno de los trabajadores del ayuntamiento.
Critican que, pese a haber asumido el compromiso de seguir depositando la basura del Gran Santo Domingo en sus rellenos sanitarios en lo que se negocia con los alcaldes, los tengan pasando dificultades para realizar su labor.

Trabajadores de los cabildos se quejan de servicio “ineficiente” de Lajún



SANTO DOMINGO. Tal y como acordó ayer viernes con el ministro de Medio Ambiente, la empresa administradora del vertedero de Duquesa, Lajún Corporation, continúa recibiendo los camiones de basura de los ayuntamientos del Gran Santo Domingo, aunque brindando un servicio considerado “ineficiente”.
Los choferes de los camiones y los supervisores sostienen que la compañía lo hace adrede, con el fin de seguir presionando el aumento del precio de las tarifas por depósito de basura y el pago de facturas vencidas.
“Solo están operando dentro del vertedero con un tractor, en vez de tres, como lo hacen normalmente. Ese es básicamente el principal problema ahora mismo, no es otra cosa”, indica uno de los fiscalizadores, cuya identidad prefiere que se omita.
Explica que, como solo se utiliza uno de estos equipos, entonces el proceso de vaciado de los vehículos llenos de basura se hace mucho más largo: una hora o más, cuando normalmente, si operan tres tractores, se hace en 15 o 20 minutos.
Siendo así, los camiones tienen que hacer largos turnos dentro y fuera de Duquesa.
José, un chofer del Ayuntamiento del Distrito Nacional, ilustra la difícil situación para concluir el proceso de limpieza de la ciudad con su caso.
Llegó a las 3:30 de la mañana en su camión repleto de basura, con la esperanza de ser de los primeros en terminar su jornada laboral.
Pero Lajún se levantó un poco tarde: inició sus operaciones a las 8:30 a.m., cuando estaba supuesta a hacerlo media hora antes.
Pudo entrar al vertedero a eso de las 9:00 a.m. y ya daba cerca del mediodía cuando por fin logró salir.
La situación, según explican los supervisores de los cabildos, empezó a complicarse a media mañana de este sábado, a eso de las 10:30 a.m., cuando de repente y sin explicar razón, dejaron operando uno solo de los tractores.
El día había iniciado con una eficiencia similar a la que se vivió ayer, cuando el ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, se acercó a la administración de Lajún Corporation para convencerla de brindar sus servicio hasta las 8:00 de la noche de lunes a viernes y también durante este fin de semana, en lo que se llega a un acuerdo con los alcaldes.
“Ayer con el ministro hicieron un aparataje. Esa fila que llegaba casi al cementerio la vaciaron en menos de media hora. Vino el ministro, ahí no había un vehículo. Al ministro lo engañaron, pero bien engañado”, se queja uno de los trabajadores del ayuntamiento.
Critican que, pese a haber asumido el compromiso de seguir depositando la basura del Gran Santo Domingo en sus rellenos sanitarios en lo que se negocia con los alcaldes, los tengan pasando dificultades para realizar su labor.