Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


SANTO DOMINGO. Monseñor Francisco Ozoria Acosta, arzobispo metropolitano de Santo Domingo, dijo esta tarde que se hace patria cuando se sirve con generosidad incondicional y se persiguen los intereses y el bienestar de todos los ciudadanos, no los personales ni grupales.
“Hace 173 años fuimos liberados de una opresión exterior por un grupo de jóvenes que había conquistado la libertad interior en sus corazones y en sus vidas, porque Dios estaba en el primer lugar para ellos”, expresó durante la homilía del tedeum por el 173 aniversario de la independencia, celebrado en la Catedral primada de América.
El sacerdote dijo que hablar de libertad hoy en el país significa dejar atrás las opresiones, el partidismo y la ambición de poder.
“Hablar de libertad interior es también erradicar de nuestro ser el egoísmo, las mentiras, las traiciones, los fraudes”, sostuvo.
Añadió que “la verdad es el fundamento de la libertad. Aquí no caben las mentiras, el engaño, ni el soborno. Es preciso armonizar con la verdad todo el quehacer nacional, político, económico, judicial y social, de tal manera, de tal manera que el crecimiento económico, por ejemplo, se perciba en la integridad de la nación”.
En ese sentido, insistió en que el verdadero desarrollo debe traducirse en un beneficio efectivo para las mayorías, que llegue a los barrios marginados, campesinos y jóvenes que ni estudian ni trabajan.
“Todos los dominicanos tenemos los mismos derechos y los mismos deberes. Es imprescindible que, con el esfuerzo de todos, se reduzca la gran brecha entre un grupito de gente muy rica y una muchedumbre de personas que viven en la miseria”, explicó.
Resalta prioridad en educación
Monseñor Ozoria afirmó que le llena de esperanza la prioridad que el gobierno le está dando a la educación, “centrada en la calidad de nuestros maestros, en la formación integral en valores, el uso de la tecnología, las infraestructuras con servicios complementarios”.
Asimismo, confió en que se siga consolidando la tanda extendida, de la que dijo es un esfuerzo no terminado.
El sacerdote invitó a las autoridades a continuar el saneamiento de cañadas, “que se ha iniciado tímidamente en la ciudad de Santo Domingo”, para liberar a los ciudadanos de la insalubridad.
También exhortó al presidente Danilo Medina a replicar acciones como la construcción de “La Nueva Barquita”.

Monseñor Ozoria: “Se hace patria cuando se persigue el bienestar de todos”, no intereses personales



SANTO DOMINGO. Monseñor Francisco Ozoria Acosta, arzobispo metropolitano de Santo Domingo, dijo esta tarde que se hace patria cuando se sirve con generosidad incondicional y se persiguen los intereses y el bienestar de todos los ciudadanos, no los personales ni grupales.
“Hace 173 años fuimos liberados de una opresión exterior por un grupo de jóvenes que había conquistado la libertad interior en sus corazones y en sus vidas, porque Dios estaba en el primer lugar para ellos”, expresó durante la homilía del tedeum por el 173 aniversario de la independencia, celebrado en la Catedral primada de América.
El sacerdote dijo que hablar de libertad hoy en el país significa dejar atrás las opresiones, el partidismo y la ambición de poder.
“Hablar de libertad interior es también erradicar de nuestro ser el egoísmo, las mentiras, las traiciones, los fraudes”, sostuvo.
Añadió que “la verdad es el fundamento de la libertad. Aquí no caben las mentiras, el engaño, ni el soborno. Es preciso armonizar con la verdad todo el quehacer nacional, político, económico, judicial y social, de tal manera, de tal manera que el crecimiento económico, por ejemplo, se perciba en la integridad de la nación”.
En ese sentido, insistió en que el verdadero desarrollo debe traducirse en un beneficio efectivo para las mayorías, que llegue a los barrios marginados, campesinos y jóvenes que ni estudian ni trabajan.
“Todos los dominicanos tenemos los mismos derechos y los mismos deberes. Es imprescindible que, con el esfuerzo de todos, se reduzca la gran brecha entre un grupito de gente muy rica y una muchedumbre de personas que viven en la miseria”, explicó.
Resalta prioridad en educación
Monseñor Ozoria afirmó que le llena de esperanza la prioridad que el gobierno le está dando a la educación, “centrada en la calidad de nuestros maestros, en la formación integral en valores, el uso de la tecnología, las infraestructuras con servicios complementarios”.
Asimismo, confió en que se siga consolidando la tanda extendida, de la que dijo es un esfuerzo no terminado.
El sacerdote invitó a las autoridades a continuar el saneamiento de cañadas, “que se ha iniciado tímidamente en la ciudad de Santo Domingo”, para liberar a los ciudadanos de la insalubridad.
También exhortó al presidente Danilo Medina a replicar acciones como la construcción de “La Nueva Barquita”.