Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


SANTO DOMINGO. El cadáver de un comerciante fue hallado amordazado y atado de pies y manos, en estado de descomposición, en el interior de su negocio, en el municipio de Sabana Grande de Boyá, provincia Monte Plata.
Máximo Emilio Santana, de 48 años, como fue identificado el comerciante, murió a causa de traumas contusos y asfixia, según el diagnóstico del médico legista actuante, informó la Policía.
Las autoridades informaron que Verónica Inés Abreu, de 41 años, novia de Santana, quien se encuentra detenida para fines de investigación, fue quien encontró el cuerpo sin vida.
Las heridas que presenta la víctima fueron causadas por dos hombres y una mujer hasta el momento tan sólo identificados como “Yefri”, “Yessica” y “El Moreno”, quienes son perseguidos, agrega la uniformada en una comunicación de prensa.
Los victimarios cargaron con una pistola marca Sig Sauer, calibre 9 milímetros, dos teléfonos celulares pertenecientes al fallecido, quien era propietario del centro ferretero Gonzalo, ubicado en la calle principal del distrito municipal de Gonzalo, del referido municipio.
El cadáver fue enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para los fines de necropsias mandatorios.

Matan comerciante en Monte Plata La Policía acusa a dos hombres y a una mujer del crimen, quienes está prófugos



SANTO DOMINGO. El cadáver de un comerciante fue hallado amordazado y atado de pies y manos, en estado de descomposición, en el interior de su negocio, en el municipio de Sabana Grande de Boyá, provincia Monte Plata.
Máximo Emilio Santana, de 48 años, como fue identificado el comerciante, murió a causa de traumas contusos y asfixia, según el diagnóstico del médico legista actuante, informó la Policía.
Las autoridades informaron que Verónica Inés Abreu, de 41 años, novia de Santana, quien se encuentra detenida para fines de investigación, fue quien encontró el cuerpo sin vida.
Las heridas que presenta la víctima fueron causadas por dos hombres y una mujer hasta el momento tan sólo identificados como “Yefri”, “Yessica” y “El Moreno”, quienes son perseguidos, agrega la uniformada en una comunicación de prensa.
Los victimarios cargaron con una pistola marca Sig Sauer, calibre 9 milímetros, dos teléfonos celulares pertenecientes al fallecido, quien era propietario del centro ferretero Gonzalo, ubicado en la calle principal del distrito municipal de Gonzalo, del referido municipio.
El cadáver fue enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para los fines de necropsias mandatorios.