Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo
(TODOEXITO.NET) Pareja de Quirinito niega fuera detenida dice que fue a la Procuraduría a entregar documentos (TODOEXITO.NET) Índice de la Actividad Manufacturera se coloca por debajo de 50 puntos (TODOEXITO.NET) Empieza mañana XII Congreso Dominicano de Historia “El Caribe en el siglo XVII” (TODOEXITO.NET) Madre recibe RD$54 mil de ayuda, pero trasplante a su bebé cuesta RD$6 millones (TODOEXITO.NET) Aumentan a 530 los fallecidos en el terremoto de Irán ( TODOEXITO.NET) Inglés detenido por muerte de dos holandeses en El Seibo sería deportado en las próximas horas (TODOEXITO.NET) Adrian Beltré: “Sé que tengo que trabajar todos los días para ser mejor que cualquiera que esté cerca de mí” (TODOEXITO.NET) Reporte del FBI: Suben crímenes de odio por segundo año consecutivo. somos Grup.Martmarg


El abridor Carlos Martínez no tuvo su mejor comienzo desde el montículo, pero al final encontró la manera de guiar a los Cardenales de San Luis al triunfo de 4-2 ante los Padres de San Diego en el primer partido de una doble cartelera.
Martínez titubeo en el primer episodio y le brotó la sangre por la nariz en el segundo, pero luego hizo su mejor trabajo desde el montículo y logró la victoria tras completar siete entradas en las que espació cuatro imparables con dos carreras limpias permitidas.
El abridor dominicano dejó su marca ganadora en 9-6 tras dar una base por bolas y retirar a cinco bateadores por la vía del ponche.
El partido fue detenido durante 12 minutos en la segunda mientras el dominicano Martínez era atendido en el terreno por un sangrado de nariz. Después que se reanudó la acción, retiró a 11 de los 12 siguientes bateadores que enfrentó.
El receptor puertorriqueño Yadier Molina lideró el bateo oportuno de los Cardenales y ante 11.191 espectadores pegó cuadrangular solitario.
Junto a Molina, que se fue de 4-2, incluido su tercer jonrón de la temporada, el jardinero izquierdo Matt Holliday y el tercera base Jedd Gyorko también botaron la pelota fuera del parque.
Gyorko también pegó un doble impulsador y concluyó el partido con una producción de dos carreras.
La derrota la cargó el abridor Colin Rea que dejó en 5-4 su marca después de trabajar seis entradas en la que cedió ocho indiscutibles, incluidos los tres jonrones solitarios que le pegaron los Cardenales, y le hicieron cuatro carreras limpias, además de dar tres bases por bolas y abanicar a dos bateadores rivales.

4-2. El dominicano Martínez encontró la formula ganadora para Cardenales



El abridor Carlos Martínez no tuvo su mejor comienzo desde el montículo, pero al final encontró la manera de guiar a los Cardenales de San Luis al triunfo de 4-2 ante los Padres de San Diego en el primer partido de una doble cartelera.
Martínez titubeo en el primer episodio y le brotó la sangre por la nariz en el segundo, pero luego hizo su mejor trabajo desde el montículo y logró la victoria tras completar siete entradas en las que espació cuatro imparables con dos carreras limpias permitidas.
El abridor dominicano dejó su marca ganadora en 9-6 tras dar una base por bolas y retirar a cinco bateadores por la vía del ponche.
El partido fue detenido durante 12 minutos en la segunda mientras el dominicano Martínez era atendido en el terreno por un sangrado de nariz. Después que se reanudó la acción, retiró a 11 de los 12 siguientes bateadores que enfrentó.
El receptor puertorriqueño Yadier Molina lideró el bateo oportuno de los Cardenales y ante 11.191 espectadores pegó cuadrangular solitario.
Junto a Molina, que se fue de 4-2, incluido su tercer jonrón de la temporada, el jardinero izquierdo Matt Holliday y el tercera base Jedd Gyorko también botaron la pelota fuera del parque.
Gyorko también pegó un doble impulsador y concluyó el partido con una producción de dos carreras.
La derrota la cargó el abridor Colin Rea que dejó en 5-4 su marca después de trabajar seis entradas en la que cedió ocho indiscutibles, incluidos los tres jonrones solitarios que le pegaron los Cardenales, y le hicieron cuatro carreras limpias, además de dar tres bases por bolas y abanicar a dos bateadores rivales.