Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


SANTIAGO. Samuel Arturo Méndez Carrasco, el segundo teniente del Ejército de la República Dominicana y ejecutivo de una tabacalera de esta ciudad que se suicidó en el interior de su vehículo, dejó una carta en la que pidió perdón y se despedía de sus familiares y amigos.
“Simplemente no tengo futuro”, constaba en la nota digitada en computadora, y que de forma manuscrita tenía el nombre “Samuel Méndez”, la fecha “20/4/16” y la hora “11:54 am”.
En la nota, el oficial de 44 años de edad, pidió perdón a su esposa, a sus padres, hijos y la familia Fuente, para la cual trabajaba en el complejo de zona franca Víctor Espaillat Mera, de Santiago.
“Los Amo. Les agradezco. Y les pido perdón por no haber podido soportar estar vivo”, dice la carta, que en otro párrafo, señala: “A todos los que me hicieron daño, que la vida haga justicia con ustedes”. 

“Simplemente no tengo futuro”, dice carta del ejecutivo de tabacalera de Santiago que se suicidó



SANTIAGO. Samuel Arturo Méndez Carrasco, el segundo teniente del Ejército de la República Dominicana y ejecutivo de una tabacalera de esta ciudad que se suicidó en el interior de su vehículo, dejó una carta en la que pidió perdón y se despedía de sus familiares y amigos.
“Simplemente no tengo futuro”, constaba en la nota digitada en computadora, y que de forma manuscrita tenía el nombre “Samuel Méndez”, la fecha “20/4/16” y la hora “11:54 am”.
En la nota, el oficial de 44 años de edad, pidió perdón a su esposa, a sus padres, hijos y la familia Fuente, para la cual trabajaba en el complejo de zona franca Víctor Espaillat Mera, de Santiago.
“Los Amo. Les agradezco. Y les pido perdón por no haber podido soportar estar vivo”, dice la carta, que en otro párrafo, señala: “A todos los que me hicieron daño, que la vida haga justicia con ustedes”.