Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


SANTO DOMINGO. La República Dominicana necesita una reforma fiscal integral que aborde todos los temas de fiscalidad, y no un parche más de los tantos que se han realizado a través de distintos gobiernos, que lo único que han logrado es subir más los impuestos a la población.
Ese es el sentir de una gran cantidad de empresarios y de muchos economistas en el país, quienes desde hace más de un año han planteado la necesidad de que se cumpla con la firma del pacto fiscal que manda la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), a fin de que se logre la deseada reforma fiscal integral, que permita ampliar los ingresos del gobierno y establezca un mayor control del gasto público.
Desde inicios del 2014 el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) ha insistido en la necesidad del pacto fiscal, pero a su vez ha solicitado a las autoridades evitar caer en la tentación de someter al Congreso Nacional un nuevo aumento de impuestos, bajo el argumento de una reducción de la presión tributaria.
El Conep considera que es necesario el diseño de un sistema tributario que, de manera estratégica, promueva el desarrollo y crecimiento de los sectores con mayor potencial competitivo. Así también entiende que el sistema debe incluir medidas que incentiven la formalización de las empresas, especialmente las Mipymes, así como acciones para continuar fortaleciendo la administración tributaria para que cobre con mayor eficacia los impuestos vigentes.
La organización ha indicado que de conformidad con dicha ley, este Pacto Fiscal está “orientado a financiar el desarrollo sostenible y garantizar, la sostenibilidad fiscal a largo plazo, mediante el apoyo sostenido a un proceso de reestructuración fiscal integral y el marco de una ley de responsabilidad fiscal que establezca normas y penalidades para garantizar su cumplimiento”.
Para el Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), el tema fiscal representa el reto más importante en términos económicos para la República Dominicana.
Dice que en la medida que el gobierno gasta más que su ingreso, asume alto costo por la deuda pública.
“Desde el inicio de operaciones del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles, hemos abordado el tema fiscal con análisis e investigaciones profundas para realizar propuestas concretas. En este sentido, hemos presentado a la sociedad dominicana dos anteproyectos de ley que serían los fundamentos del pacto fiscal contenido en la Ley 01-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo”, explica Ernesto Selman, economista y vicepresidente ejecutivo del CREES, en su artículo: “¿Por qué se necesita una verdadera reforma fiscal integral?”.
El CREES considera que una reforma fiscal integral debe incluir los puntos que permitan: “incrementar la capacidad productiva y el empleo formal, para lo que propone simplificar el sistema impositivo; bajar tasas y eliminar distorsiones que no permiten el mejor aprovechamiento de los recursos escasos”.
Además, la entidad plantea reducir el incentivo a la informalidad, la evasión y elusión de impuestos, por lo que entiende que el sistema propuesto reduciría el costo de cumplir con las leyes impositivas y, por consiguiente, disminuye el incentivo a realizar actividades fuera del sistema.
También explica que es necesario incrementar las recaudaciones fiscales, lo que sería un resultado de los puntos anteriores, sumándose la ampliación de bases imponibles de los distintos impuestos para introducir mayor equidad en cuanto a la distribución de la carga tributaria.
AEIH: revisar incentivos fiscales
El presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera (AEIH), Antonio Taveras Guzmán, manifestó que uno de los puntos que se deben corregir en la parte fiscal son los incentivos que se otorgan a determinadas empresas, pero más que eso, considera que en el país hay que hacer una “revolución fiscal” para que se reformule todo nuevamente. Expresó que en República Dominicana hay una gran desigualdad en términos de fiscalidad, donde un mínimo porcentaje, según explicó, asume el 100% de la presión tributaria.

Puntos que se deberían tocar en una próxima reforma fiscal Entre éstos se destacan: reducción de tasas y revisión incentivos



SANTO DOMINGO. La República Dominicana necesita una reforma fiscal integral que aborde todos los temas de fiscalidad, y no un parche más de los tantos que se han realizado a través de distintos gobiernos, que lo único que han logrado es subir más los impuestos a la población.
Ese es el sentir de una gran cantidad de empresarios y de muchos economistas en el país, quienes desde hace más de un año han planteado la necesidad de que se cumpla con la firma del pacto fiscal que manda la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), a fin de que se logre la deseada reforma fiscal integral, que permita ampliar los ingresos del gobierno y establezca un mayor control del gasto público.
Desde inicios del 2014 el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) ha insistido en la necesidad del pacto fiscal, pero a su vez ha solicitado a las autoridades evitar caer en la tentación de someter al Congreso Nacional un nuevo aumento de impuestos, bajo el argumento de una reducción de la presión tributaria.
El Conep considera que es necesario el diseño de un sistema tributario que, de manera estratégica, promueva el desarrollo y crecimiento de los sectores con mayor potencial competitivo. Así también entiende que el sistema debe incluir medidas que incentiven la formalización de las empresas, especialmente las Mipymes, así como acciones para continuar fortaleciendo la administración tributaria para que cobre con mayor eficacia los impuestos vigentes.
La organización ha indicado que de conformidad con dicha ley, este Pacto Fiscal está “orientado a financiar el desarrollo sostenible y garantizar, la sostenibilidad fiscal a largo plazo, mediante el apoyo sostenido a un proceso de reestructuración fiscal integral y el marco de una ley de responsabilidad fiscal que establezca normas y penalidades para garantizar su cumplimiento”.
Para el Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), el tema fiscal representa el reto más importante en términos económicos para la República Dominicana.
Dice que en la medida que el gobierno gasta más que su ingreso, asume alto costo por la deuda pública.
“Desde el inicio de operaciones del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles, hemos abordado el tema fiscal con análisis e investigaciones profundas para realizar propuestas concretas. En este sentido, hemos presentado a la sociedad dominicana dos anteproyectos de ley que serían los fundamentos del pacto fiscal contenido en la Ley 01-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo”, explica Ernesto Selman, economista y vicepresidente ejecutivo del CREES, en su artículo: “¿Por qué se necesita una verdadera reforma fiscal integral?”.
El CREES considera que una reforma fiscal integral debe incluir los puntos que permitan: “incrementar la capacidad productiva y el empleo formal, para lo que propone simplificar el sistema impositivo; bajar tasas y eliminar distorsiones que no permiten el mejor aprovechamiento de los recursos escasos”.
Además, la entidad plantea reducir el incentivo a la informalidad, la evasión y elusión de impuestos, por lo que entiende que el sistema propuesto reduciría el costo de cumplir con las leyes impositivas y, por consiguiente, disminuye el incentivo a realizar actividades fuera del sistema.
También explica que es necesario incrementar las recaudaciones fiscales, lo que sería un resultado de los puntos anteriores, sumándose la ampliación de bases imponibles de los distintos impuestos para introducir mayor equidad en cuanto a la distribución de la carga tributaria.
AEIH: revisar incentivos fiscales
El presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera (AEIH), Antonio Taveras Guzmán, manifestó que uno de los puntos que se deben corregir en la parte fiscal son los incentivos que se otorgan a determinadas empresas, pero más que eso, considera que en el país hay que hacer una “revolución fiscal” para que se reformule todo nuevamente. Expresó que en República Dominicana hay una gran desigualdad en términos de fiscalidad, donde un mínimo porcentaje, según explicó, asume el 100% de la presión tributaria.