Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


JACABACOA. El candidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader afirmó este domingo, que su gobierno establecerá esquemas fiscales que estimulen la inversión de los empleos formales, y un modelo de desarrollo sostenible.
En tanto que los impuestos que establecería la administración de Danilo Medina, de ganar las elecciones del 15 de mayo tendrían efectos devastadores para los ingresos de los trabajadores y la clase media. Expresó, que la propuesta de una nueva reforma fiscal, hecha por Medina ante el Consejo de la Empresa Privada, “es un reconocimiento del fracaso de su modelo de más endeudamiento y más impuestos”.
Aseguró que en sus visitas por las 14 provincias de la región, ha podido comprobar, por la desatención de su gobierno, que “Danilo no quiere al Cibao”, y que “es evidente que el Cibao tampoco lo quiere a él”.
De acuerdo con una nota de prensa, Abinader dijo que el fracaso del modelo de gobierno de Medina se comprueba en una actualización hecha por el Banco Mundial, el pasado mes, que establece que: “Los salarios reales se redujeron en un 27 por ciento en comparación con el año 2000 y no se han recuperado”.
Impuestos provocarían hambruna
Agregó que también estudios de especialistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) establecen que los salarios reales de la mayoría de las y los trabajadores dominicanos se encuentra en los niveles de 1991, pesar de un aumento de la productividad laboral de más de 65% en los últimos 24 años.

Eso significa, expresó, que “una nueva oleada de impuestos como ha propuesto Medina en el CONEP, generaría una situación de calamidad para el que trabaja y agravaría aún más la pobreza y la indigencia que afecta ahora a casi la mitad de los dominicanos, ocasionando incluso manifestaciones de hambruna.”

Luis Abinader: “Danilo no quiere al Cibao, y el Cibao tampoco lo quiere a él



JACABACOA. El candidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader afirmó este domingo, que su gobierno establecerá esquemas fiscales que estimulen la inversión de los empleos formales, y un modelo de desarrollo sostenible.
En tanto que los impuestos que establecería la administración de Danilo Medina, de ganar las elecciones del 15 de mayo tendrían efectos devastadores para los ingresos de los trabajadores y la clase media. Expresó, que la propuesta de una nueva reforma fiscal, hecha por Medina ante el Consejo de la Empresa Privada, “es un reconocimiento del fracaso de su modelo de más endeudamiento y más impuestos”.
Aseguró que en sus visitas por las 14 provincias de la región, ha podido comprobar, por la desatención de su gobierno, que “Danilo no quiere al Cibao”, y que “es evidente que el Cibao tampoco lo quiere a él”.
De acuerdo con una nota de prensa, Abinader dijo que el fracaso del modelo de gobierno de Medina se comprueba en una actualización hecha por el Banco Mundial, el pasado mes, que establece que: “Los salarios reales se redujeron en un 27 por ciento en comparación con el año 2000 y no se han recuperado”.
Impuestos provocarían hambruna
Agregó que también estudios de especialistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) establecen que los salarios reales de la mayoría de las y los trabajadores dominicanos se encuentra en los niveles de 1991, pesar de un aumento de la productividad laboral de más de 65% en los últimos 24 años.

Eso significa, expresó, que “una nueva oleada de impuestos como ha propuesto Medina en el CONEP, generaría una situación de calamidad para el que trabaja y agravaría aún más la pobreza y la indigencia que afecta ahora a casi la mitad de los dominicanos, ocasionando incluso manifestaciones de hambruna.”