Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


ESTAMBUL. Las autoridades de Turquía aumentarán durante la Pascua la vigilancia de iglesias, sinagogas y otros lugares de culto, ante la posibilidad de que las redes yihadistas turcas cometan atentados.
Según informó hoy la policía, se destinarán mayores recursos de vigilancia a los lugares donde pueda haber concentraciones de personas no musulmanas, no sólo iglesias y sinagogas, sino también consulados y embajadas.
Las autoridades temen que seguidores del llamado Estado Islámico (Dáesh, en su acrónimo en árabe) puedan elegir este tipo de objetivos.
La vigilancia se incrementará también en mezquitas utilizadas por la minoría chií de Turquía y los templos de los alevíes, una confesión monoteísta sólo remotamente vinculada al islam.
Las sinagogas y las dependencias de la comunidad judía en Estambul llevan tiempo rodeadas de una continua aunque discreta vigilancia policial, pero hasta ahora no era evidente un despliegue ante las numerosas iglesias de la ciudad.
Los últimos dos atentados suicidas en Estambul atribuidos a Dáesh, el 12 de enero y el 19 de marzo, se dirigían contra turistas, con un balance de diez víctimas alemanas en el primer caso y de tres israelíes y un iraní, el sábado pasado.

Turquía aumenta la vigilancia en iglesias y sinagogas durante la Pascua



ESTAMBUL. Las autoridades de Turquía aumentarán durante la Pascua la vigilancia de iglesias, sinagogas y otros lugares de culto, ante la posibilidad de que las redes yihadistas turcas cometan atentados.
Según informó hoy la policía, se destinarán mayores recursos de vigilancia a los lugares donde pueda haber concentraciones de personas no musulmanas, no sólo iglesias y sinagogas, sino también consulados y embajadas.
Las autoridades temen que seguidores del llamado Estado Islámico (Dáesh, en su acrónimo en árabe) puedan elegir este tipo de objetivos.
La vigilancia se incrementará también en mezquitas utilizadas por la minoría chií de Turquía y los templos de los alevíes, una confesión monoteísta sólo remotamente vinculada al islam.
Las sinagogas y las dependencias de la comunidad judía en Estambul llevan tiempo rodeadas de una continua aunque discreta vigilancia policial, pero hasta ahora no era evidente un despliegue ante las numerosas iglesias de la ciudad.
Los últimos dos atentados suicidas en Estambul atribuidos a Dáesh, el 12 de enero y el 19 de marzo, se dirigían contra turistas, con un balance de diez víctimas alemanas en el primer caso y de tres israelíes y un iraní, el sábado pasado.