Resultado de imagen para presidencia de la republica dominicana logo


Barcelona
Sin el concurso del brasileño Neymar por sanción, Lionel Messi asumió la responsabilidad ofensiva y capitaneó con dos goles la victoria del Barcelona el domingo, 4-0 en cancha del Eibar, que alargó la racha invicta del conjunto catalán a 36 partidos y reforzó aún más sus opciones de conquistar la actual liga española.
Messi participó en tres de los cuatro goles del Barsa, primero originando la jugada que permitió a Munir El-Haddadi abrir el marcador a los ocho minutos, luego ampliando en brillante acción personal a los 41 y forzando y convirtiendo un penal a los 76. El cuarto lo subió el uruguayo Luis Suárez a los 84, quedando con 26 dianas ligueras, a una del madridista Cristiano Ronaldo en la tabla de máximo cañoneros.
El Barsa lidera la clasificación liguera con 72 puntos por la 28va fecha y le escolta con 61 el Atlético de Madrid, rival del Valencia al cierre de la jornada, que se completa con los cotejos Real Sociedad- Levante y Sporting- Athletic de Bilbao.
El Real Madrid goleó el sábado por 7-1 al Celta de Vigo con cuatro tantos de Cristiano y marcha tercero con 60 unidades.
La undécima victoria seguida del Barsa en la liga le significó también igualar la marca de 36 cotejos globales sin perder del AC Milan en la campaña 1990-91. El próximo registro histórico serían los 40 del Nottingham Forest en 1977-78 y los 43 de la Juventus en 2011-12, récord absoluto de las grandes ligas europeas.
“La mejor motivación es seguir liderando la tabla hasta el final para conseguir el título. Queda mucho.
Cualquier caída nuestra daría posibilidades a los rivales.
La línea entre ganar y perder es muy fina, y no podemos cometer errores”, subrayó el argentino Javier Mascherano.
El Eibar, por su parte, sigue transitoriamente octavo en la tabla con 36 puntos.
NEYMAR NO JUGÓ POR LOS LÍDERES DE LA LIGA
El Barsa no echó de menos a Neymar en cancha del Eibar y cobró ventaja gracias a su sustituto, Munir, quien empujó sobre la línea un servicio raso de Suárez, a su vez habilitado en pase picado por Messi.
El argentino se exhibió en la faceta de facilitador, moviéndose con libertad por toda la franja de ataque e, incluso, el mediocampo para conectar con Suárez y el canterano. El uruguayo también malogró una excelente profundización de Jordi Alba, apuntando por encima de la portería, y lamentó que Munir no acertara en la dejada tras el enésimo pase a la espalda de la defensa de Messi.
El error permitió al Eibar seguir porfiando el empate y rondando el área del chileno Claudio Bravo, quien vio cómo Sergio Busquets casi le marcó gol en contra al desviar un disparo de Ander Capa, tras error en la salida de Mascherano.

Barsa golea al Eibar con dos goles de Messi



Barcelona
Sin el concurso del brasileño Neymar por sanción, Lionel Messi asumió la responsabilidad ofensiva y capitaneó con dos goles la victoria del Barcelona el domingo, 4-0 en cancha del Eibar, que alargó la racha invicta del conjunto catalán a 36 partidos y reforzó aún más sus opciones de conquistar la actual liga española.
Messi participó en tres de los cuatro goles del Barsa, primero originando la jugada que permitió a Munir El-Haddadi abrir el marcador a los ocho minutos, luego ampliando en brillante acción personal a los 41 y forzando y convirtiendo un penal a los 76. El cuarto lo subió el uruguayo Luis Suárez a los 84, quedando con 26 dianas ligueras, a una del madridista Cristiano Ronaldo en la tabla de máximo cañoneros.
El Barsa lidera la clasificación liguera con 72 puntos por la 28va fecha y le escolta con 61 el Atlético de Madrid, rival del Valencia al cierre de la jornada, que se completa con los cotejos Real Sociedad- Levante y Sporting- Athletic de Bilbao.
El Real Madrid goleó el sábado por 7-1 al Celta de Vigo con cuatro tantos de Cristiano y marcha tercero con 60 unidades.
La undécima victoria seguida del Barsa en la liga le significó también igualar la marca de 36 cotejos globales sin perder del AC Milan en la campaña 1990-91. El próximo registro histórico serían los 40 del Nottingham Forest en 1977-78 y los 43 de la Juventus en 2011-12, récord absoluto de las grandes ligas europeas.
“La mejor motivación es seguir liderando la tabla hasta el final para conseguir el título. Queda mucho.
Cualquier caída nuestra daría posibilidades a los rivales.
La línea entre ganar y perder es muy fina, y no podemos cometer errores”, subrayó el argentino Javier Mascherano.
El Eibar, por su parte, sigue transitoriamente octavo en la tabla con 36 puntos.
NEYMAR NO JUGÓ POR LOS LÍDERES DE LA LIGA
El Barsa no echó de menos a Neymar en cancha del Eibar y cobró ventaja gracias a su sustituto, Munir, quien empujó sobre la línea un servicio raso de Suárez, a su vez habilitado en pase picado por Messi.
El argentino se exhibió en la faceta de facilitador, moviéndose con libertad por toda la franja de ataque e, incluso, el mediocampo para conectar con Suárez y el canterano. El uruguayo también malogró una excelente profundización de Jordi Alba, apuntando por encima de la portería, y lamentó que Munir no acertara en la dejada tras el enésimo pase a la espalda de la defensa de Messi.
El error permitió al Eibar seguir porfiando el empate y rondando el área del chileno Claudio Bravo, quien vio cómo Sergio Busquets casi le marcó gol en contra al desviar un disparo de Ander Capa, tras error en la salida de Mascherano.